El otro enfoque

Los votos nulos dan “pluris”

1.-  La Secretaria Espuria y su nuevo madruguete

Antes de explicarle por qué los votos nulos dan diputaciones “pluris”, habré de comentarle que la Asociación Sindical del Personal Académico y Administrativo de la Universidad de Guanajuato (ASPAAUG), enfrenta una terrible crisis interna que podría convertirla en un verdadero sindicato blanco.

Mire usted, los profesores no se explican cómo es que el Presidente de la Junta Especial para Asuntos Universitarios, Ricardo Torres León, le otorgó la toma de nota a la Secretaria General “espuria”, Lizbeth Reyes Montúfar.

Muy a su estilo (enviar escritos con firmas ilegítimas), Montúfar solicitó la toma de nota para asumir el sindicato, aunque el proceso de elección esté impugnado, bajo sospecha, con un montón de irregularidades y quejas, pero además, en medio de ilegalidades que atentan contra las normas universitarias y la Ley General del Trabajo.

Lo más grave del caso, es que el proceso que hizo la secretaria “espuria”, tiene la anuencia oficial, pues la autoridad (léase Torres León), no convocó al representante de los trabajadores y al representante de la Universidad de Guanajuato, que son los que deberían firmar para reconocer a la nueva dirigencia del ASPAAUG.

Montufar actúa bajo la cubierta oficial y el apoyo gubernamental.

Lo más raro de todo, es que la actual Secretaria, Carmen Cano, omita denunciar este tipo de actos, cuando su encomienda es abogar por el propio Sindicato Académico. Dicen que este viernes dará una conferencia de prensa, con la serie de anomalías del proceso interno y a decir de los expertos, es ella quien podría determinar invalidar toda la elección.

¿Será?

2.- El pueblo sufre por falta de conocimiento

Cerca de 72 mil guanajuatenses decidieron anular su voto durante la jornada electoral del domingo pasado. Unos mil 800 anotaron a un candidato que no estaba registrado, lo que significa que terminaron también en la cifras de los “votos inválidos”.

Quizás para muchos electores justifiquen que fue una muestra al rechazo del  montón de “polítiquillos” que no inspiran, o que siguen bajo la cara de la hipocresía, o que de plano no convencieron como para votar por ellos.

Fueron 73 mil 800 votos tirados a la basura.

Bueno, quizás no a la basura, si considera que los organismos electorales, restarán todos y cada uno de estos votos nulos a la cifra “válidamente emitida”, lo que facilita o permite que los partidos políticos alcancen posiciones en los congresos por la vía plurinominal o de representación proporcional.

Mire usted:

En los datos preliminares del IEEG, se reportó que votaron un millón 856 mil 233 guanajuatenses mayores de 18 años. Sólo participaron el 45 por ciento de la lista nominal en Guanajuato.

3.- 15 millones de  pesos tirados a la basura

Los casi dos millones de votos registrados, no representan la votación “válidamente emitida”, pues habrá que restarle los 73 mil 800 de todos aquellos ciudadanos que decidieron anularlos bajo las dos formas anteriormente descritas.

Un ejemplo: Si el partido Movimiento Ciudadano, concesionado a los Ramírez Pérez en León, tiene actualmente el 2.89 de los votos con la votación total; cuando el IEEG reste los 73 mil votos nulos, permitirá que este partido alcance un porcentaje del 3 por ciento y, en consecuencia, ocupe una posición en el Congreso del Estado.

Los ciudadanos inconformes le regalaron una “pluri” a los partidos que rechazaron.

Es decir, todos aquellos que anularon su voto el domingo pasado, no sólo le favorecieron una diputación plurinominal, sino que además, echaron a la basura 15 millones 903 mil pesos que costaron esos 73 mil 800 votos nulos.

Para esta elección, el presupuesto sumó los 400 millones de pesos, cada voto costó 215.50 pesos, que multiplicado por los nulos, representan una vergüenza y un terrible error, además de una lamentable ignorancia.

http://twitter.com/AlfonsoMachuca 

alfonsomachuca@yahoo.com.mx