El otro enfoque

El pacto panista de Silao

1.-  Resultado anticipado para Carlos Chávez

Ayer se reunieron los principales liderazgos panícolas del terruño, a fin de concretar las negociaciones en torno a la aspiración a las diputaciones locales y presidentes municipales de Silao y Guanajuato.

 El gran convocante es el senador, Fernando Torres Graciano, quien ha operado desde hace más de un mes, con el objetivo de alcanzar acuerdos en torno a los suspirantes que son  impulsados por el gran bloque olivista.

En Guanajuato es más que conocido que han cerrado filas en torno a la ex diputada Ruth Esperanza Lugo Martínez, mientras que en Silao, es casi seguro que se lance con fuerza al profesor, Juan Antonio Morales Maciel, aunque con los escándalos mediáticos, hasta el rival más débil, como Mario López Remus, puede alcanzar buenos resultados.

La disputa entonces será la elección por la diputación local, léase el distrito VIII. La convocatoria es muy seguro que se publique mañana y resulta inminente alcanzar acuerdos políticos rumbo a candidaturas específicas y, todo parece suponer que, Alejandro Navarro, ya la tiene en la bolsa.

Mire usted. Ayer, reunidos en un restaurante de Silao, el primero que arribó a la cita con el Senador fue el todavía dirigente municipal del PAN en la capital, Alejandro Navarro Saldaña, quien en la misma mesa, sumó el apoyo del grupo del ex alcalde Juan Roberto Tovar.

Falta que se decida también el ex alcalde, Jorge Galván, quien ya tendió puentes con el Jhony Tovar y Torres Graciano, con la visión de impulsar a Navarro Saldaña en Silao y arruinar de plano la aspiración que sostiene de un hilo el candidato oficial, Carlos Chávez.

Por cierto, éste último convocó a un desayuno el domingo pasado con una concurrencia muy pobre y con su principal impulsor del proyecto, léase el propio dirigente, Gerardo Trujillo, quien podría sumar su segunda derrota en la disputa interna, tras haber impulsado de manera fallida a Lalo López Goerne.

2.- Beto Macías a una regiduría

Si los panistas quieren hacerla de emoción, es seguro que habrá campaña entre Carlos Chávez y Alejandro Navarro, ambos en busca de la candidatura por el distrito VIII, que contempla una buena parte de Silao y, donde por cierto, los dos son unos perfectos desconocidos.

Quien debería de mejorar sus acercamientos con los medios de información, es precisamente Carlos Chávez, no sólo porque quien le opera busca sorprender con citas amañadas, sino porque le resulta conveniente modificar su discurso que no convenció de buena manera en el desayuno del fin de semana.

Alejandro Navarro tampoco está como para presumir sus relaciones en Silao y aunque le han pintado un buen panorama en la ciudad automotriz, no debería de confiarse del todo, si considera por ejemplo que la dirigencia municipal en Silao, opera muy fuerte y a favor de Chávez y compañía.

El que verdaderamente sorprendió en el pacto de Silao, es el todavía funcionario del Congreso del Estado, Alberto Macías. El panista, faltó a su chamba o pidió permiso, sólo él lo sabe, pero quien lo conoce, jura y perjura que valió la pena el descuento que recibirá en la nómina oficial de Palacio Legislativo.

Macías ha bajado su aspiración a la diputación local a una simple regiduría de cuarta o quinta posición, pues la primera es para la actual contralora municipal, Joanna Camacho, la segunda para el ex contralor municipal, Jorge Carrillo,  la tercera para Samanta Smith, esposa de Alejandro Navarro y la cuarta para él, si es que le cumplen.

http://twitter.com/AlfonsoMachuca 

alfonsomachuca@yahoo.com.mx