El otro enfoque

¿Dónde está el operador del Funicular de Guanajuato?

Sólo que hasta ahora, nadie ha requerido la presencia del operador, Raymundo García, quien por cierto, debe contar hasta con las videograbaciones del momento en que cayó el funicular desde 55 metros de altura.


1.- Un experto para poca ciencia

La noche del accidente en el Funicular turístico de Guanajuato, el operador del cabrestante, léase malacate, Raymundo García Blancas, debió dejar un escrito para explicar o describir lo que realmente sucedió.

Se supone que el empleado debió informar del hecho a la administradora del Funicular, María del Carmen Silva, quien es colaboradora de la Inmobiliaria Gopak, cuyo accionista mayoritario es el ex alcalde, Eduardo Knapp Aguilar.

Sólo que hasta ahora, nadie ha requerido la presencia del operador, Raymundo García, quien por cierto, debe contar hasta con las videograbaciones del momento en que cayó el funicular desde 55 metros de altura.

Raymundo García, es un personaje clave en el esclarecimiento del accidente.

La asistente de una de las cabinas del Funicular, Nancy Aracely Ocho, encamada tras una delicada cirugía, reveló hace unos días que de un momento a otro, el aparato prácticamente se quedó sin frenos, lo que advierte de dos posibles líneas a investigar:

Si, efectivamente faltó mantenimiento, el cable se habría roto y dejaría evidencias suficientes como para que evitar la contratación de un experto, que concluirá en algo muy sencillo: un descuido.

Pero si resulta que el cable no estaba roto, pero la flecha de malacate sí, entonces habrá que exhibir el video del que vigila día y noche el “motor central” del funicular, a fin de comprobar la tesis que presume Protección Civil.

Dictaminar sin evidencia, es creer una mentira.

2.- Contratan a un experto que años atrás aprobó el Funicular

Lo más raro de todo, es que las autoridades aceptaron la contratación de un experto en minas y malacates, como es el ingeniero Estanislao Zárate Lujano, quien pretende descubrir la verdad de lo que pasó.

Su contratación no la paga la autoridad municipal, pero sí la empresa involucrada en el incidente, lo que podría advertirse de una conclusión poco objetiva o quizás manipulada, además que Zárate Lujano, fue ex regidor del PAN en el periodo en que se aprobó, precisamente, el funicular turístico.

De acuerdo a fuentes extraoficiales, los representantes de la empresa Zitrón, compañía que diseñó y vendió la maquinaria del Funicular, se apersonaron la semana pasada para revisar el mecanismo que opera el Funicular y, efectivamente, notaron que faltaba mantenimiento.

Acaso algunos de sus apuntes fueron: los cables no tienen la grasa suficiente, la rampa está descuidada, hay sensores descubiertos o a la intemperie que puede dañar el funcionamiento del Funicular, además de hoyos debajo de las vías que ponen en riesgo a los usuarios.

El funicular era un transporte mortal.

Las evidencias de los expertos españoles, exhibe, por supuesto, la ineficiencia del director de Protección Civil, Carlos Ruiz, encargado –en teoría- de salvaguardar la vida de todos los que usamos el famoso funicular de Guanajuato.

Tan sólo por el mismo hecho, este funcionario debería renunciar por incompetente.

http://twitter.com/AlfonsoMachuca 

alfonsomachuca@yahoo.com.mx