El otro enfoque

 La ofensiva tricolor

1.- La transparencia oficial

Cumplido el periodo, permiso o tregua sobre el tema de la transparencia y rendición de cuentas, es casi un hecho que desde la tribuna del Congreso del Estado, se vuelva a retomar el asunto de la transparencia que parece convertirse en el principal hematoma del actual sexenio.

Innecesario por supuesto, si considera que las explicaciones parecen más laberintos legalistas, que poco abonan a contrarrestar la opacidad, pero sí favorecen el golpeteo político de un sexenio que empieza a tomar color, pero bajo un combate entre los azules y tricolores, por supuesto.

Anota también que, dentro de la jugada, el partido verde y su diputado, Sergio Contreras, asumirá el discurso de oposición que había abandonado por un momento, con el objetivo de alcanzar alguna reacción oficial desde Palacio y sus despachadores, en el tema que tanto preocupa a millares de guanajuatenses: el dinero público.

2.- Primer escenario: los fondos metropolitanos

El primer escenario, es la aparición - por fin- de la oposición que tanto presume el dirigente priista, Santiago García y que poco ejecuta en medio de tanta división tricolor que le resta credibilidad.

 El y sus delegados, ofrecerán una opinión para defender la falta de operación política que carecen las autoridades leonesas, pero sobre todo, insistirán en que desde un escenario han dejado sin recursos a la sufrida administración leonesa.

El presidente del directivo estatal, saldrá hoy a defender los dineros que tanto pelea la presidenta municipal de León, Bárbara Botello Santibáñez, precisamente del famoso fondo metropolitano, que parece haber desfavorecido a la ciudad más poblada del estado.

Es bueno que el PRI defienda un municipio que está en riesgo de perder, pero es bueno también que revisen por qué las operadores políticos al interior de la administración leonesa, representan una de tantas puertas viertas que están a punto de la ruina.

3.- Y el PAN bien calladito

Peor aún, los panistas de bien, de mal y de más o menos, han declarado la urgente necesidad de que su actual dirigente, Gerardo Trujillo Flores, decida salir a defender al gobernador que es atacado por diputados y dirigentes.

Trujillo se encuentra atorado, por no decir ocupado, en el asunto de la reelección y eso, quizás, le ha limitado a buscar una estrategia comunicativa que contrarreste el golpeteo mediático que atiza al Ejecutivo. Situación que, a decir de los arrogantes, el blanquiazul ya ha medido con mucha cautela.

A mí que queda claro que todavía hay varios en la cúpula panícola que siguen bajo el espíritu del egocentrismo, en el entendido de que en su dirigencia y la fracción en el congreso, todo está bajo control.

¿Será?

http://twitter.com/AlfonsoMachuca 

alfonsomachuca@yahoo.com.mx