El otro enfoque

Una nueva boda gay en Guanajuato

1.- En el estado ya es posible

En Silao, un par de mujeres lograron concretar su boda ante las autoridades civiles, tras librar un litigio y alcanzar el amparo federal 761/2015 que les otorgó el Juez décimo de Distrito en Guanajuato.

María Guadalupe y Juana Laura, tuvieron como padrino al activista, Jaime Cobián, autor del libro "Los Jotos", quien llegó desde Jalisco, para festejar junto con toda su comunidad, el triunfo "liberal", en medio del pensamiento ultraderechista que hay en el estado.

Cobián sabe que Guanajuato ya es diferente.

El defensor de los derechos de gays y lesbianas, percibió que, de unos meses para acá, las autoridades estatales, han cambiado su postura radical con respecto a los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Nota más tolerancia y le han dejado ver que no intervendrán en las decisiones federales o al menos, facilitará que este tipo de enlaces se concreten sin mayor problema, dado que también forman parte de sus derechos humanos.

Y así fue.

Quien evidenció más claramente la postura oficial en el tema, fue la promotora de la boda, la activista Rosalinda Quintero, pues agradeció a las autoridades municipales, por su oportuna aportación a que esta boda se realizara.

En especial, la líder del grupo gay en Silao, agradeció al nuevo padrino de este matrimonio, el diputado panista, Guillermo Aguirre Fonseca, quien parece que pretende dar continuidad a lo que en su tiempo impulsó el diputado torero y payaso, Guillermo Romo.

Con estas acciones, bien puede considerarse el preámbulo para que el partido conservador, léase el Partido Acción Nacional, decida favorecer estos matrimonios entre homosexuales, aunque sus filosofías e ideales, luchen por lo contrario.

El jalisciense, Jaime Cobián, mandó un mensaje para quienes se niegan aceptar estos "nuevos matrimonios". Aseguró que los principales opositores a los matrimonios gays, son precisamente, aquellos homosexuales de closet que han incursionado en la política.

Sin dar nombres, aunque dijo saberlos, el activista comentó que actualmente, los principales opositores a los matrimonios gays, son los hombres y mujeres que deciden mantener en lo secreto su preferencia por el mismo sexo.

Y de paso, agradeció a los activistas religiosos, quienes, en muestra de su tolerancia, no se manifestaron en contra de este nuevo matrimonio que se suma a los existentes y a los que vendrán en los siguientes días.

Definitivamente, Guanajuato ya ha cambiado con respecto a este tema.

Un asunto que adelanta el principio de la perversión con que se ha distinguido Estados Unidos de América, por favorecer este tipo de enlaces y que, para desgracia de las familias, enfrentan consecuencias todavía irreversibles.