El otro enfoque

Los hijos de los políticos “agandallan” posiciones

1.- Con el poder de su apellido

Se da en todos los partidos, sin duda, pero donde no se limitan, son los tricolores.

En el partidazo de la bandera, los padres acomodados, léase alcaldes, diputados o delegados, buscan, impulsan, apoyan, cabildean o negocian, las nuevas posiciones a la que pueden acceder sus “pequeñitos”.

No importa si son líderes, no importa si no hay trabajo de partido, no importa si ni hay conocimiento de las bases, no importa si no traen trayectoria. Lo que importa, en verdad, son los apellidos de sus “papis”.

Los juniors llegan a las campañas con el poder del apellido.

Se trata del virus de los bodoques electorales.

El virus ha permeado en gran zona del estado. Hay “juniors inflados” en León, Guanajuato, Silao, Celaya, Salamanca, Irapuato, Abasolo, Pénjamo, Acámbaro, Salvatierra y otros pueblos de presupuesto jugoso.

Son varias las familias de políticos de carrera, por no decir de costumbre, que han convocado a reuniones con dirigentes estatales o nacionales, para cabildear una posición para su hijo, sobrino, cuñado o ahijado.

Hoy parece concretarse una de esas reuniones en la capital del estado, precisamente con el dirigente estatal del PRI, Santiago García, que sabe acomodar las piezas con las ventajas electoralmente encuestadas.

¿Usted no haría lo mismo si fuera padre? Me preguntó un político con trayectoria de “chapulín bien portado”, pero con una convicción asombrosa de heredar huesos a los hijos, que hasta me hizo dudar del trabajo que hacen muchos militantes que no tienen ni apellido, ni dinero para una regiduría.

Por supuesto que le dije que no.

Le expliqué que creo en la influencia de un líder. Creo en la gente trabajadora. Aquella que inspira, que se gana la posición. No por apellido, sino por trabajo, por su decisión y por sus metas logradas.

Creo en la paternidad que enseña a sus hijos a influenciar para alcanzar un liderazgo eficaz y eficiente. Que si los hijos triunfan, es porque los padres inspiraron para trabajar sin ventajas ni espaldarazos forzados.

Y tras un par de horas de conversar, me quedó claro que si buscaba un padrino político entre azul y buenas noches, ayer perdí uno.

2.- En Silao, los priistas no se dan por vencidos

Y ni crea que es por las encuestas que dan una desventaja deprimente frente al PAN, sino porque aún guardan sus esperanzas en que Leonel Mata, aviente la toalla y les entregue la forzada candidatura que trae.

Por cierto, ya andan moviendo el hombre Paco Velázquez Jr., como el posible sustituto de Leonel Mata, si el favor de Santiago lo permite.

Y no crea que se trata del santo patrono de la ciudad, sino del dirigente tricolor que, en un acto de desesperación, vino a Silao, alzó la mano de Leonel, le entregó sus constancias y le dio la bendición para enfrentarse en la contienda electoral.

¿Será que aún pueden hacer ruido?

Hoy en la capital, podría tronarse la última pólvora del infierno tricolor.

http://twitter.com/AlfonsoMachuca 

alfonsomachuca@yahoo.com.mx