El otro enfoque

La execración del dinero, en el IEEG y en el PAN

1.- ¿Quién modificó el presupuesto del IEEG?

Nadie sabe y nadie supo cómo fue eso de que el recorte presupuestal del Instituto Electoral, llegó desde el mismísimo Ejecutivo y sin el conocimiento de los diputados. Hasta ayer el legislador, Adrián Camacho, representante del Congreso del Estado en el IEEG, se dio cuenta del error que cometieron.

Error porque ellos finalmente aprobaron, pero más error del Ejecutivo del Estado, quien rasuró los 40 millones de partidas importantes como, por ejemplo, las acciones contempladas para la planeación de los comicios del 2015.

Según el Consejo General del IEEG, el recorte de 40 millones de pesos, traerá consecuencias sobre las actividades preelectorales, adquisición de equipos y mobiliario, así como el contacto institucional con la ciudadanía.

De plano el Secretario Ejecutivo del IEEG, Eduardo García Barrón, aclaró que, sin los 40 millones del recorte, es imposible atender todas las áreas programadas, por lo que habrá necesidad de solicitar una ampliación al presupuesto.

El presidente del Instituto, Jesús Badillo, confió en que, una vez aterrizado el INE y sus consecuencias electorales, como para abril o para mayo, el Congreso tendrá que ofrecer el dinero que falta para este 2014.

2.- Escándalos azules

En medio de los escándalos mediáticos en que están involucrados los diputados y ediles panistas, con sus famosas mochadas o diezmos, el directivo estatal en Guanajuato, ya convocó a elegir las dirigencias municipales en ocho municipios.

El 16 de febrero próximo, se celebrarán asambleas en Cuerámaro, Jerécuaro, Moroleón, Ocampo, Dolores Hidalgo, Silao, Uriangato y Xichú, donde los ánimos están más que divididos, sino es que perdidos.

También habrá sesiones en el resto de los comités (23 se eligieron el año pasado) a fin de elegir a los suspirantes a consejeros nacionales. El nueve de marzo, se elegirán a seis mujeres y nueve hombres de todos ellos.

Sobre las mochadas de los dineros públicos, el edil celayense, Ismael Pérez Ordaz, debería de hacer caso al dirigente panista, Gerardo Trujillo, quien lo exhortó a revelar quién o quiénes andan con eso de los diezmos en las obras públicas.

No se trata de un asunto privado, sino público, señor Pérez.

3.- Dirigente tricolor en medio del escándalo panista

Por cierto, ahora que estará en la conferencia de prensa en casi invisible dirigente tricolor estatal, Rubén Guerrero Merino, valdría la pena que nos aclare cómo fue eso de que los regidores de Celaya,  sabían del supuesto soborno panista y él se mantuvo bien calladito.

¿Será que no fue a trabajar ese día?

El regidor Guerrero Merino, podría decir que no estaba enterado o no andaba en la jugada, como tampoco anda en su propio partido, donde todos hacen proselitismo sin convocatoria, sin respeto y sin orden.

Por cierto, ya que no hay liderazgo, el edil presentará esta tarde al priista, Fernando Moreno Peña, ex gobernador de Colima, quien viene a poner orden (y no es broma), ante semejante ajetreo tricolor que traen los suspirantes a la dirigencia estatal.

El nuevo Secretario Regional del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, estará acompañado por el secretario de Organización del CEN, José Alfaro Cázares, quien trae la encomienda de sacar bien la elección del líder tricolor que se antoja debatida, cuestionable y sin mucho chiste.

Ojalá Moreno Peña, pueda visionar que el PRI requiere de jóvenes dirigentes, con impulso en proyectos concretos del PRI y que, sobre todo, los selecciones por su esfuerzo electoral y no por su simple designación plurinominal.