El otro enfoque

La estrecha relación del Gobernador

1.- El evento de Reyes

Llamó la atención que el Gobernador, Miguel Márquez, decidiera realizar el acto formal de la entrega de juguetes en Silao, con motivo del Día de Reyes, con el presidente municipal, Enrique Benjamín Solís Arzola.

Para muchos tricolores ni resulta extraño el dato, pues la etiqueta azul del alcalde no se lo quitarán por el resto de la administración, luego de que tras dos años de su gestión, siguen los mismos funcionarios panistas despachando sin mayor empacho.

Márquez no entregó juguetes en el único bastión azul cercano donde gobierna, Sixto Zetina, cuyos escándalos siguen hasta la fecha, ni tampoco se atrevió a hacerlo con la alcaldesa priista, Bárbara Botello Santibáñez. Es más ni en su pueblo natal, Purísima del Rincón.

Eso sí, quien aprovechó la visita del Gobernador fue el alcalde silaoense, pues lo invitó a inaugurar las obras del centro histórico de la ciudad, cuya aportación federal –dicho sea de paso- suma alrededor de los 10 millones de pesos.

Todo indica que las relaciones entre el Mandatario con el edil silaoense, acusado de agredir a una periodista, serán todavía más estrechas y cordiales en el 2015, sobre todo cuando se sabe que en el PRI, Solís Arzola sigue sin el palomeo respectivo del Directivo Estatal que encabeza Santiago García López.

2.- A una semana del dictamen de la CONAVIM

El Gobernador Miguel Márquez Márquez, asistió a una sesión de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM), donde expuso el tema Guanajuato.

El mandatario juró y perjuró que le fue muy bien con los asistentes de la CONAVIM y adelantó que la entidad pasará la crisis nacional, después del escándalo en que Guanajuato ocupó las primeras planas de los periódicos.

Habrá que reconocer la buena decisión del Mandatario con su asistencia en la Comisión Nacional, pues incluso podría tomarse como ejemplo para una práctica nacional que bien pueden continuar los gobernadores, con la observación, por supuesto, que no sólo sea asunto mediático, sino de políticas efectivas a favor de las mujeres.

3.- La convocatoria tricolor para las diputaciones

Los distritos más peleados de los tricolores para las candidaturas federales son dos: Uno con cabecera en Guanajuato, donde la buscan los diputados, Luis Felipe Luna y Adrián Camacho y el de León, donde el favorito es Roberto Vallejo.

Hay quienes empiezan a lanzar a la diputada Erika Arroyo, con el argumento de que la diputación podría caerse de las manos de su papá, Francisco Arroyo, pero no será de tal manera, si considera que ella la tiene más que segura la posición.

El que podría dar la sorpresa es precisamente el padre, Francisco Arroyo, quien regresará a Guanajuato probablemente para preparar el terreno del 2018, de tal suerte que las posiciones siguen en el mismo juego del poder tricolor.

http://twitter.com/AlfonsoMachuca 

alfonsomachuca@yahoo.com.mx