El otro enfoque

Los diputados no son manipulables

1.- Las quejas azules

 Ya empezaron los primeros cuestionamientos contra el director del Instituto de Investigaciones Jurídicas del Congreso del Estado, Carlos Torres Ramírez.

 Resulta que en una de las Comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales, el legislador azul, Alfonso Ruiz Chico, cuestionó algunos puntos de vista que salen desde el despacho del también síndico de la capital con licencia.

Los panícolas juran y perjuran que el abogado, Torres Ramírez, plantea algunas opiniones con tintes liberales y poco objetivas, alejadas de lo que, según dicen, debe hacer un área como la que encabeza.

El reclamo recordó aquel momento cuando el director del Instituto de Investigaciones, emitió su aprobación a la sepultada ley de sociedades de convivencia y ahora, con la iniciativa perredista que impulsa el aborto para casos especiales de violación, el funcionario también dio de qué hablar.

Aunque las observaciones de Torres Ramírez son académicas, el diputado Ruiz Chico lo acusó de pretender imponer su ideología liberal para manipular a los legisladores que integran semejante comisión.

Ya lo defendió el diputado priista, Luis Felipe Luna Obregón, quien aclaró que las instituciones, organismos o dependencias, podrán opinar lo que quieran, pues son los diputados quienes finalmente deciden.

Así que no me salgan con eso, reclamó Luna.

En otras palabras: Aquí mandan los diputados y punto.

 2.-   El Dictamen Gay.

Habrá que poner atención en el asunto que analizará mañana la corte, para resolver el famoso amparo promovido por una pareja de mujeres, quienes buscaron casarse en Guanajuato y se toparon con pared.

Dicen que mañana se analizará el asunto y las apuestas van dos a uno a que sale a favor de las mujeres, quienes están seguras de que los ministros les darán la razón a su derecho.

De ser así, la Secretaría de Gobierno, tendrá que hacer los ajustes necesarios y acatar lo que determinen los juristas, para hacer valer el primer matrimonio gay en Guanajuato, un asunto que seguro abarcará la agenda mediática.

3.- ¿Y el caso Lucero?

Como que la Comisión Nacional de Derechos Humanos es lento en el caso Lucero, pues la semana pasada todavía desahogaba algunas diligencias con las autoridades de la Procuraduría de Justicia de Guanajuato.

Por lo pronto y mientras llegan las recomendaciones, el procurador Carlos Zamarripa, ya adelantó una capacitación específica sobre los derechos de las mujeres y ha obligado que asistan varios funcionarios.

Quien ofreció el curso fue la maestra Adriana Ortega Ortiz, Directora de Equidad de Género de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y la escucharon, tanto agentes del Ministerio Público, como su personal de apoyo, además del personal Administrativo.