El otro enfoque

La decisión federal y los problemas de fiscalización

1.- Yulma y su determinación con los gays

La diputada federal priista, Yulma Rocha Aguilar, reaparecerá en la escena estatal, tras varios meses en el olvido y, según se sabe, abordará la demanda para investigar las sospechosísimas transacciones millonarias de los terrenos de la Toyota.

Yulma siempre se caracterizó como la verdadera opositora al gobierno de Miguel Márquez y seguramente citó a la prensa de la capital, para hablar de los terrenos bajo lupa y la auditoría integral que autorizaron los legisladores locales.

Será un tema apasionante para la aguerrida diputada.

Por cierto, valdría la pena que también se pronuncie con claridad en el tema de los matrimonios igualitarios, pues a decir del panismo local, ella es una legisladora integrante de la Comisión de Puntos Constitucionales en la cámara baja y clave para determinar la aprobación o desaprobación de los matrimonios gays.

Aunque Yulma Rocha se declara abiertamente católica, tampoco se distingue por su devoción y principios religiosos, por lo que ha dicho en corto y privado, que su voto será a favor de la iniciativa del presidente, Enrique Peña Nieto.

Aunque Yulma sabe que eso le pueda considerar un castigo electoral en su natal Irapuato, hará hasta la imposible en mantenerse alejada del tema, sobre todo porque será hasta septiembre próximo cuando empiece a discutir con total seriedad eso de los matrimonios y las adopciones entre personas del mismo sexo.

2.- Fiscalización sin control en Silao

Algo pasa en la dirección de fiscalización de Silao, pues en lugar de poner en cintura y bajo orden a todos y cada uno de los bares, cantinas y antros ubicados en Silao, existe todo lo contrario. El tema no sólo va de mal en peor, sino de peor a la calamidad.

Resulta que las quejas en contra del titular de fiscalización, Juan José Contreras Flores, se han sumado no sólo por parte de algunos comerciantes, quienes lo responsabilizan de la zona roja en la plaza Libertad, cuya prostitución gay, es un descaro descontrolado.

Los horarios fuera de orden y la corrupción entre los inspectores, es un secreto a voces entre los cantineros, de tal suerte que cualquiera que quiera evadir la ley, basta hacer una cita con Contreras Flores.

Además, el asunto se le ha complicado al funcionario municipal, porque en el bar donde la madrugada del domingo apuñalaron al ex candidato priista, Leonel Mata, evidenció que el famoso bar, operaba en altas horas de la noche, es decir, fuera del horario legal y sin permiso aparente de la Secretaría de Ayuntamiento.

El director de fiscalización bien debe informar no sólo porqué tolera la excesiva música y horarios nocturnos en la zona gay, sino por qué el bar donde apuñalaron al ex candidato priista, funcionaba con el aval de sus inspectores.

3.- Dos sesiones y listo

Los diputados tendrán comisiones de trabajo a por mayor, sobre todo porque restan sólo dos sesiones para cerrar su segundo periodo de sesiones del primer año legislativo.

Y tendrán que hacerlo, porque hay promesas no sólo con el tema de los derechos humanos, con el asunto de la ley para la protección a los periodistas, sino con la Transparencia y rendición de cuentas, donde las oportunidades son mayores.

Así que el cierre del periodo ser torna un tanto presuroso y debatible.