El otro enfoque

El contentamiento oficial 

1.- Más suerte para Guanajuato

 El gobernador Miguel Márquez anda de suerte. Ayer estuvo en la Lotería Nacional, para presenciar el lanzamiento de un billete conmemorativo en memoria del cantautor guanajuatense, José Alfredo Jiménez. Junto a Márquez estuvieron varios paisanos. Anote al diputado Diego Sinhué y a la senadora, Pilar Ortega.

 La buena racha del mandatario, es el anuncio que hace esta tarde, cuando la empresa automotriz, Volkswagen, ubicada en el Puerto Interior de Guanajuato, oficialice su ampliación en Guanajuato. Una noticia que se traducirá a más inversión y empleos.

 2.- El PAN no es Márquez

 Se vio muy contenta la alcaldesa, Bárbara Botello, durante la inauguración de ANPIC. Según la Presidenta, el Gobernador vio muy bien su propuesta de contratar y reestructurar la deuda pública municipal.

 Bárbara jura y perjura que los números presentados al Gobernador, fueron buenos, principalmente aquellos referidos a la tasa de interés de renegociación con la banca, pues no sólo significa un nuevo empréstito, sino que beneficia a las finanzas municipales.

 Por lo pronto, la alcaldesa deberá tener información de todos y cada uno de los proyectos que planea hacer con los mil 277 millones que piensa pedir, pues en el Congreso, hay varios panistas que no están muy convencidos de las nuevas cifras.

 Por cierto, aunque la Presidenta asegura que ya se reunió con los perredistas, en la fracción del Sol Azteca, niegan cualquier acercamiento. Es más, dicen que ni una llamada siquiera han recibido del equipo barbarista.

 3.-  La Momia Viajera

 Con la novedad de que la momia que viaja a Oaxaca este próximo 15 de noviembre, sigue en espera de su acompañante. En la sesión de ayuntamiento del sábado, un regidor panista le pidió al alcalde, Luis Gutiérrez, anunciara quién se hará responsable de la momia y no hubo respuesta.

 Ya entre broma y seriedad, hubo quien hasta dijo que, en caso de que el Alcalde asistiera, sería él quien tendría que hacerse responsable del cuerpo árido, eso si, sin que ocupen junto la misma habitación. Para eso hay panteones.