El otro enfoque

El compadre de Tomás

Los directores municipales de las corporaciones policiacas, pretenden saltar a la fama nacional con escándalos mediáticos en los últimos meses.

El turno es ahora para Rigoberto Romero López, compadre del actual alcalde de Purísima del Rincón, Tomás Torres, quien se desempeña como jefe de la Policía Municipal.

El funcionario está acusado por acoso sexual en contra de una agente de la corporación, quien se dijo hostigada desde hace un año, y amenazada con ser despedida por negarse a acceder a las exigencias del susodicho funcionario, Romero López.

La joven policía, Alejandra Amézquita Flores, originaria de Unión de San Antonio, en Jalisco, está cansada de vivir bajo estas presiones sexuales y reveló públicamente que el director de la corporación le propuso un “encuentro sexual”.

De acuerdo con la víctima, el director acudía frecuentemente a donde ella se encontraba en servicio, con el argumento de efectuar una supervisión, pero sus intenciones eran verdaderamente otras.

En una ocasión, Romero López le reclamó una supuesta relación con otro de sus compañeros y le insistió en que debía andar con él “porque le gustaba mucho” e intentó tocarle los senos.

La mujer policía recibió amenazas como: “te voy a dejar arrestada conmigo, a ver qué haces”, además de supuestos piropos nada decentes, al grado de continuar con el acoso sexual en las oficinas municipales.

La agente municipal ya interpuso una denuncia ante la agencia del ministerio público especializada en delitos sexuales por el deleito de hostigamiento sexual bajo el expediente 24706/2014.

Los directores de las policías municipales están desatados con el poder que tienen y es entonces cuando urge aplicar el mando único estatal, aunque esta medida, no sea la solución completa a tantas y diferentes problemáticas.

http://twitter.com/AlfonsoMachuca 

alfonsomachuca@yahoo.com.mx