El otro enfoque

La campaña del diputado

1.- La pregunta de los 25 mil pesos

El diputado panista, Alejandro Navarro Saldaña, empezó un concurso estatal para que los ciudadanos de a pie, puedan presentar iniciativas legislativas que permitan cambiar leyes en beneficio de los guanajuatenses.

Es decir, el legislador azul se comprometió a prestar su firma a cambio de buenas ideas, mismas que promete impulsar desde el pleno, previo análisis de 12 expertos desconocidos, que evaluarán si cumplen con los requerimientos legales.

La idea es detallarlas en su técnica legislativa.

Se trata pues de una idea innovadora y creativa que lanza uno de los diputados incómodos de la fracción azul. Una idea que busca impulsar la participación ciudadana, pero que contiene candados dentro del mismo partido blanquiazul.

Juzgue usted.

2.- La primera barrera es de color azul.

De acuerdo con la idea del diputado, los ciudadanos que hagan llegar sus propuestas, tendrán que pasar el filtro de los expertos en técnicas legislativas, muy enseguida, enfrentarán a los colmilludos asesores del Partido Acción Nacional.

Justo ahí, Alejandro Navarro, prometer lucirse en la defensa de los intereses populares y, si el PAN desea adoptar la propuesta e impulsarla, ésta se agregará a la agenda de grupo del próximo periodo legislativo que comienza en septiembre, no sin antes dar los créditos a la organización o el ciudadano que la presentó.

Pero si el PAN decide no adoptar la propuesta (pues el diputado jura estar muy consciente de los temas que su partido censura), tampoco se compromete a subirla al pleno del Congreso del Estado, ni mucho menos ventilarla en la Asamblea Legislativa.

Su única alternativa sería dejarla en manos de alguna otra fracción parlamentaria, lo que sería lo mismo, pues si no hay voluntad azul en los temas a legislar, es sólo gastar tiempo, saliva y el dinero en los premios.

¿Quiénes querrán participar así?

3.- La carrera por la Alcaldía

Lo cierto de todo, es que, si pasa o no la propuesta ciudadana, si pasa o no el consenso del PAN, que son los meros gobernantes en el Congreso, el diputado ya comenzó su campaña política con rumbo a la Presidencia Municipal de Guanajuato.

Ese es el verdadero fondo de todo el show.

Lo que busca Navarro Saldaña es posicionarse como asambleísta ciudadano, no sólo apegado a la ideología azul o panista, sino interesado por los temas locales que demandan las organizaciones sociales.

El diputado panista, busca abanderar las causas ciudadanas o populares, como lo ha hecho en la defensa de la Bufa o el cobro del agua en las escuelas, tópicos que le han permitido mantenerse en el discurso político y social.

Hasta ahora, Alejandro Navarro no ha presentado iniciativas, sólo ha concretado algunas reservas, de las cuales, varias de ellas ni siquiera ha ventilado públicamente por ir en contra de los intereses del partido gobernante.

Pero si los ciudadanos le favorecen con su participación en el concurso, dé por hecho que sería el primer diputado más productivo del Congreso de Guanajuato.

La idea es aplaudible, sin duda, y promete dejar un antecedente importante, pues para cambios trascendentales en las leyes de Guanajuato, no se trata de concursos y premios, sino de una verdadera voluntad política a la participación ciudadana.

Así de sencillo.