El otro enfoque

Los apalancados suspirantes se cuelgan de todo

1. Los golosos de votos

Los correlones candidatos se dieron vuelo en el Rally y, bajo la figura de ser ciudadanos curiositos, se apersonaron en la meta automovilística, para saludar a todos y cada uno de los posibles electores de la capital.

Quizás por desesperación, oportunidad o ignorancia, los candidatos azules, Alejandro Navarro y Ruth Esperanza Lugo, estuvieron en la fiesta del evento deportivo y hasta brindaron en el coctel de bienvenida que ofreció el gobernador, Miguel Márquez.

Ellos no pierden oportunidades.

Tan sólo la presencia de los suspirantes podría resultar una violación a la normatividad electoral, pues tras las declaraciones del presidente del Instituto Electoral del Estado de Guanajuato, Mauricio Enrique Guzmán Yáñez, quien advirtió a los suspirantes no presentarse a eventos públicos donde se eroguen recursos públicos, Ruth y Navarro, habrían incurrido en este supuesto y podrían enfrentar una denuncia.

¿Será por eso que mandaron decir a todos los suspirantes azules que ni se asomaran al Informe de Gobierno? ¿Se habrán indisciplinado los candidatos de Guanajuato como acostumbran?

¿El PRI municipal estará despierto?

2. Los panistas cierran filas con su planilla malquerida

Mañana por la mañana, el dirigente estatal del PAN, Gerardo Trujillo Flores, estará con toda su militancia capitalina para presentar, de una vez por todas, la controvertida planilla que tiene como reto, convencer a todos y cada uno de sus incrédulos, que para variar, no son algunos, sino muchísimos.

Dicen que tras la imposibilidad de agregar a uno o dos ciudadanos empresarios, como Ricardo Herbert, a quien dejaron plantado a una respuesta favorable, ya será imposible hacer parches electorales a unos días de los registros.

Así que guste o no, la planilla de Ruth con sus prietitos en el arroz,  léase Samanta Smith, esposa del candidato a diputado local, Alejandro Navarro y el ícono de las irregularidades administrativas, Juan Carlos Delgado Zárate, ahora llamados moches, irán todos juntos y de la mano a buscar el voto. Cueste lo que cueste.

3. Y otros más tienen sus mañitas…

Y el que está más que despierto ante el proceso electoral, es el candidato a regidor del PAN en Silao, Mario Roberto López Remus.

El panecillo resignado (recordará que buscaba encabezar la planilla), sostuvo una reunión muy, pero muy en secreto, con el mismísimo alcalde tricolor, Enrique Benjamín Solís Arzola, para tratar de influir en la designación del candidato del PRI. No es broma. Ellos creen que pueden hacerlo.

Según los enterados, López Remus, trató de convencer a Solís para que, en aras de continuar con su cercana amistad, se impulse al Secretario Particular, Álvaro Caballero, para que sea el tercero en discordia, ante la casi imposible candidatura de Leonel Mata Zamora. Es más, hasta le soltó en nombre del posible inversionista de la campaña.

Tras la reunión ya no tan secreta, el “sospechosismo” invadió las casas del PAN y del PRI, pues desde ambos frentes, muchos ya no confían en los respectivos personajes.

 ¿Qué pensará el padrino de Mario López, léase Carlos Chávez, luego de la reunión con los priistas? ¿Y qué pensarán los priistas luego del coqueteo de su alcalde con las siglas del PAN y su renovado amigo? ¿Habrá respuestas? 

http://twitter.com/AlfonsoMachuca 

alfonsomachuca@yahoo.com.mx