El otro enfoque

¿Dónde está Vanessa Campos?

1. La mujer rehúye a 100 mil pesos mensuales

Hay un espacio en el Congreso del Estado que debería de ocuparse por la priista, Vanessa Campos Santana, pero tras varios intentos de localizarla, nadie la encuentra. Ni el proyecto Escudo la puede ubicar con el ojo de dios.

El Secretario del Congreso, Jorge Espadas, ha hecho los intentos necesarios para pedirle a la ciudadana guanajuatense, atienda el llamado del Poder Legislativo, tome protesta como diputada suplente y cobre su jugosa dieta, pero nadie la ubica.

Es la primera mujer que le rehúye al dinero.

Ya le llamaron a su casa y no está. Ya le mandaron mensajes por Facebook, pero tampoco contesta.  Le dejaron recado con sus parientes cercanos y nada. Han publicado su búsqueda en casi todos los diarios del estado y sigue sin aparecer.

La suplente de Yulma Rocha, está perdida.

Para muchos, resulta imposible aplicar una alerta Amber en el caso, pues la legisladora priista está muy grandecita como para considerarse perdida, pero tampoco hay denuncia de su posible secuestro o desaparición.

Nadie da con ella.

Vanessa Campos es la suplente de Yulma Rocha y debido a que ésta última decidió ir a campaña en busca de la diputación federal, Vanessa debió ocupar su lugar. Es parte de su obligación como representante de todos los guanajuatenses.

Lo cierto es que Vanessa Campos, es una de las privilegiadas en la lista de candidatos plurinominales a diputados locales del Revolucionario Institucional y esa decisión, la tiene “escondida” de todos aquellos que la quieren obligar a tomar protesta.

Hacerlo, la dejaría sin posibilidades de gozar la misma dieta, pero por tres años.

¿Ahora entiende por qué se esconde?

Ante los hechos, el Secretario del Congreso, Jorge Espadas, le quiere aplicar el artículo 12 a Vanessa, aquel que castiga a quienes se niegan a cobrar las dietas de miles de pesos como diputados y sin razones justificables. Es decir, quienes se niegan a tomar protesta como legislador.

En la Junta de Gobierno, se retomó el asunto y están a punto de resolver si de plano se olvidan de Vanessa o buscan al siguiente de la lista, aunque ya se perdió casi 30 días en la ubicación de la guanajuatense más buscada. Álvar y compañía, se perdieron la oportunidad de demostrar que el Escudo y sus arquitos, son muy eficientes.

Ni hablar, si aparece la mujer más buscada del estado, es posible que lo haga cuando regrese Yulma a su curul.

http://twitter.com/AlfonsoMachuca 

alfonsomachuca@yahoo.com.mx