El otro enfoque

Sedatur en crisis, los programas no operan

1.- Dejar plantado a un alcalde

Tras la visita de las autoridades federales, la atmósfera en la delegación de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, sigue igual de preocupante, sobre todo  si considera que los recursos del programa Habita y Rescate de Espacios Públicos, presentan un atraso de “pánico”.

A casi medio mes de septiembre, los recursos no han llegado a los municipios y las molestias y reclamos de los ediles, es el pan de cada día en las oficinas del funcionario federal, sobre todo porque los dineros de la federación deberán de invertirse antes del 31 de diciembre próximo.

El delegado en turno, Omar Conde Contreras, pretende tejer relaciones sólo con los ediles priistas y, a decir de los blanquiazules, empieza a notarse tan tricolor que se le olvida agendar citas con los alcaldes panistas. Hace unos días, dejó plantado al de Purísima del Rincón, Tomás Torres.

 El asunto llama la atención no sólo por los desplantes que ha hecho el delegado federal, sino también por la nueva encomienda que ha promovido esta semana, al despedir a casi todos los subdelegados que se mantenían en la nómina desde el sexenio pasado. A todo ellos, la renuncia les llegó de sorpresa.

El argumento no es precisamente su ineficacia, sino los intereses de colores que empiezan aflorar a propósito del tiempo electoral, pues a unos días de que inicie el proceso en Guanajuato, toda la estructura de la dependencia empieza a remplazarse con nuevos rostros.

¿Será por algo?

2.- Cambios tricolores.

Tómelo con reserva pero dicen que habrá cambios en las delegaciones encomendadas desde el mismísimo CEN del Partido Revolucionario Institucional. Los movimientos alcanzados en la triple alianza, no convenció de todo a los jerarcas.

Las negociaciones en algunos distritos, donde tendrán mano ancha, así como en algunos municipios, han dejado de lado los acuerdos entre los grupos internos que siguen sin alcanzar una tregua a fin de lograr la unidad.

Algunos municipios donde no se logró la alianza, ha beneficiado directamente al grupo de Gerardo Sánchez, pero perjudica al del senador, Miguel Ángel Chico, que reinició sus operaciones rumbo al 2015.

El caso Celaya y la capital, son ejemplos del nuevo revanchismo que ha polarizado a estos dos senadores que, en tiempos recientes, se vieron más juntos que despegados. El rumor pues de su división es más evidente.

http://twitter.com/AlfonsoMachuca 

alfonsomachuca@yahoo.com.mx