El otro enfoque

SAPAS y el arrepentimiento azul

1.- Consejo político y poco ciudadano

Los bien remunerados regidores del hache Ayuntamiento de Silao, sesionan mañana para elegir a los nuevos consejeros del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Silao (SAPAS).

El Secretario del Ayuntamiento, José Antonio Trejo, ya analizó a todos y cada uno de los requisitos marcados por la convocatoria y, tras eliminar a varios y palomear a otros, entregó el listado al Alcalde, Juan Antonio Morales Maciel, quien finalmente presentará las propuestas definitivas.

De entrada, habrá que comentar que la negociación política abrió un espacio al PRI, otro al PVEM y el resto al PAN gobernante del terruño. Habrá que ver si, de último momento, las otras fracciones como el PRD, alcanzan un espacio en el consejo.

Del Partido Verde Ecologista de México, el elegido es el ex candidato, Jesús Bolaños, quien alcanzó a tener el aval de sus regidores, Rafael Álvarez y Lupita Corral. Aunque ambos ediles volaron a muchos para la posición, todo mundo sabía que ellos se inclinarían por su padrino político.

Del PRI, todavía no se ponen de acuerdo. Hay cuatro suspirantes: Jhony Valdovino, Socorro Mata y Emilio Nila, éste último papá del regidor Víctor Nila y Socorro hermana del ex candidato priista, Leonel Mata.

Si no hay acuerdo entre estos tres, también se anotó el priista y ex regidor, Víctor Hugo Ramírez Nieto, quien mantiene el padrinazgo de su hermano, el diputado federal, Ricardo, cuya promesa sería gestionar recursos para el municipio.

Maciel y su equipo tendrán que valorar si quieren mantener el apoyo del diputado federal, protagonista en el tema de los presupuestos federales, o si se mantienen distantes con él, lo que no convendría por obvias razones.

Pero, además, tendrán que analizarlo a detalle, sobre todo tras conocer que además, Ramírez Nieto, forma parte ahora de la sección instructora encargada de sustancias los procedimientos en materia de responsabilidad de los servidores públicos, es decir, quienes determinarán desafueros o juicios políticos.

Del PAN, anote al actual consejero, Erick Valadez, principal carta del regidor Mario López Remus; al ex presidente del SAPAS, Román Rodríguez, también empleado de la Preparatoria Oficial, así como la panista, Ivón Solís, operadora del PAN y pariente no muy lejana del ex alcalde, Enrique Solís.

El profesor Juan Antonio Morales Maciel también ha propuesto a representantes de la sociedad civil, como por ejemplo, propuso a Martín Valdovino, quien podría ser el nuevo Presidente del Consejo de SAPAS, además del empresario basquetbolista, Guillermo Gutiérrez, así como a la abogada, Diana Ramírez, ex funcionaria del Gobierno del Estado.

Todos palomeados para que lleguen sin problema al Consejo de SAPAS.

2.- Se arrepiente el PAN de las comparecencias en el pleno

Algo pasó en la fracción azul del Congreso del Estado, pues cuando todo estaba montado para que los Secretarios comparecieran en el pleno, se dieron cuenta que los aspectos técnicos no funcionaban.

A decir de los que conocen del tema, las cámaras no cabían, los cables no funcionaban y el Wifi tampoco daba el ancho de banda para transmitir simultáneamente el análisis del Informe de Gobierno.

En otras palabras, el PAN chamaqueó a la oposición, la escasa que hay.

Ahí tiene a medio mundo improvisando acciones, cambiando sedes dentro del propio Congreso, hasta que de plano la diputada verde, Beatriz Manrique, evidenció la falta de seriedad en eso de la política y los acuerdos de la Junta de Gobierno.

La legisladora mostró el documento donde el coordinador del PAN, Éctor Jaime Ramírez Barba, había dado su palabra y firma, para que los secretarios asistieran ante el pleno y contestaran desde la tribuna todas y cada una de las preguntas presentadas.

Nada pasó. Recularon de último momento.

La sesión del pleno se convirtió en una mesa de trabajo en el área del público y para el colmo, el Secretario de Seguridad, Alvar Cabeza de Vaca, decide no asistir por un terrible dolor de espalda que lo tiene hospitalizado en algún lugar secreto de todo el estado.

¿Alguna otra historia de ficción que nos platiquen?