El otro enfoque

Las pruebas del Proyecto Escudo y la reaparición de Edgar Castro

1.- El auditor se estrena en el cargo

El nuevo auditor general del Órgano de Fiscalización Superior (OFS), Javier Pérez Salazar, estrenó su nueva oficina y encabezó ahí varias reuniones con sus coordinadores de área, donde según los enterados, hará movimientos muy pronto.

Las sesiones de trabajo de ayer se prolongaron por varias horas y antes de solicitar renuncias, que según dicen, no serán muchas, el nuevo titular ya pidió el acta de entrega recepción de su antecesor, Mauricio Romo Flores, a fin de revisarla a de-ta-lle.

Eso sí, dicen que ya no hay temas muy escalofriantes ni preocupantes, aunque sí algunas todavía por terminar y/o agregar, como el famoso y reconocido programa de seguridad, Escudo, cuyo proyecto ya presenta un atraso. En el equipamiento y en la capacitación, principalmente.

2.- Capacitación inmediata a todos

Recordará que en diciembre de 2012, el Secretario de Seguridad, Alvar Cabeza de Vaca, presentó el programa Escudo, como la solución para atender de manera más eficiente, rápida y con mejores resultados la seguridad.

Dijo que las llamadas al 066 tendrán más atención en la inmediatez, además de lograr la coordinación única entre los tres niveles de gobierno en materia de seguridad pública, así como entre el gobierno estatal y federal en materia de procuración de justicia. Ya nos urge, señor Secretario.

Habrá que decir que el proyecto Escudo, es uno de los programas de seguridad más ambiciosos que se pueda conocer en Guanajuato. Los primeros 200 millones para su financiamiento se entregaron en el 2012, el año pasado se dieron 800 millones y, hasta ahora no se sabe qué tanto se asignó para este 2014, pero seguro son varios miles de pesos.

Dicen que en la mayoría de los municipios, ya se pueden ver las casi 704 cámaras de video vigilancia urbana y sólo restar identificar los 368 lectores de identificación por radiofrecuencia, los 40 páneles de mensaje variable en 92 arcos especializados y 184 cámaras fijas. Nadie sabe dónde estarán los 20 mil botones de enlace ciudadano que se dijo que habría.

3.- Las aguas priistas al borde de un ataque

El nombre del delegado de Oportunidad, Edgar Castro Cerrillo, como el tercero en discordia para encabezar la dirigencia estatal del PRI, sí que llamó la atención entre los suspirantes, quienes preocupados, han decidido contarse entre ellos mismos.

Por ejemplo, el cenecista, Santiago García, de inmediato dijo que sólo hay dos en la competencia, léase él y Alejandro Lara y nada más. De plano descartó a los diputados jóvenes locales, Adrián Camacho y Roberto Vallejo.

El nombre de Castro Cerrillo, llegó ya a las altas esferas del CEN tricolor y no dude que pueda moverse las aguas a favor del movido delegado, que dicho sea de paso, ha hecho un excelente trabajo en Oportunidades, sin duda, su posible carta de presentación.