El otro enfoque

Los Policías “guachicoleros”

Ofelia Pastrana Hernández, fue una policía que formaba parte del departamento de asuntos internos de la Dirección de Seguridad Pública de Silao, hasta que la despidieron por una trampa que operó uno de los comandantes que ahora acusa.

Su historia surge en el gobierno municipal del panista, Juan Roberto Tovar, cuando la agente denunció que varios de sus compañeros, estaban involucrados en el robo de combustible de los ductos de Pemex.

Eran policías “guachicoleros”.

Aquella ocasión, la investigación de la preventiva no se hizo pública, probablemente traspapelada en las oficinas de asuntos internos o del propio alcalde panista o quizás también en algún departamento de la Procuraduría de Justicia. No se sabe.

La ex oficial, Ofelia Pastrana, conoce desde hace varios años, la ubicación de todas y cada una de las tomas clandestinas en Silao, así que los descubrimientos que hace la autoridad, no se debe precisamente a una ardua investigación de inteligencia.

La primera vez que Ofelia denunció la corrupción de la Policía de Silao, no hubo denuncias públicas, no hubo marchas para ventilar la impunidad policiaca y probablemente se operó políticamente para evitar escándalos en los gobiernos del PAN.

Así que lo sucedido el domingo pasado con la manifestación ciudadana, es un claro movimiento político que quiere evidenciar la supuesta omisión del actual alcalde, Enrique Benjamín Solís Arzola, como si el Presidente Municipal fuera el fiscal investigador o el Procurador de Justicia.

Ha dicho el Presidente de Silao que esperará las investigaciones de las autoridades correspondientes en todos los asuntos que tiene en su escritorio, no sólo para “limpiar” la Policía municipal, sino hasta su propia imagen.

Mientras, en la corporación policiaca, se vive una lucha de poder ante la caída de varios de sus líderes.

El propio director, Nicasio Aguirre Guerrero, anda prófugo de la justicia; la mano derecha de Nicasio, Jorge Alejandro Fonseca Durán, ex coordinador operativo, actualmente se encuentra sujeto a investigación por el caso Karla Silva y el principal comandante de la corporación, José Perales Rangel, curiosamente tiene 30 días incapacitado y ahora pidió sus 20 días de vacaciones.

¿Ahora quién es el cabecilla?

Por lo que se sabe, son varios los sucesores.

http://twitter.com/AlfonsoMachuca 

alfonsomachuca@yahoo.com.mx