El otro enfoque

Márquez inicia su carrera a Los Pinos

1.- Más abierto no se puede

El presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política en el Congreso del Estado, Éctor Jaime Ramírez Barba, destapó completamente al gobernador del estado, Miguel Márquez, como el precandidato del PAN a la Presidencia de la República.

Sé que al Mandatario lo han destapado en varias ocasiones, pero ahora sí, las señales son muy claras o suficientemente transparentes, como para que el Gobernador de Guanajuato se defina pronto, muy pronto.

¿Cuándo se va?

A decir del legislador leonés, Miguel Márquez, tiene las tablas suficientes para llegar a Los Pinos, así que, en el blanquiazul de Guanajuato, se espera con impaciencia, los tiempos electorales de su partido y del propio Instituto Electoral.

Dicho de otro modo, el ex migrante, Miguel Márquez, ya no tiene opción para bajarse del juego, sus movimientos mediáticos lanzan mensajes de seriedad en la aspiración y contundencia en la postulación.

Así que los primeros pasos se verán en casa, en Palacio de Gobierno, en el Congreso del Estado y en la misma dirigencia estatal del PAN.

2.- La despedida del PRI

Las elecciones del domingo pasado, exhibieron el hartazgo ciudadano de los malos gobernadores, así como los efectos colaterales del tema de los matrimonios igualitarios que, equivocadamente, impulsa el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Además, se logró ver la inteligencia de electores informados, pues los ciudadanos se alejaron del viejo priismo y sus mañas, pues impulsaron la alternancia en sus entidades, frente a un hartazgo de corruptelas y asesinatos, como los casos de Veracruz y Tamaulipas.

El PRI perdió. Es el gran perdedor.

Aunque dirán que tampoco se trata de un panorama desalentador, lo cierto es que existe un retroceso en los números tricolores y, por supuesto, avanza una extraña alianza del PAN y PRD, cuyas ideologías son radicalmente opuestas.

¿Le alcanzará al PAN seguir en la lucha solo?

3.- La Feria no va al Bicentenario

Pues con la novedad de que la Feria de Silao, siempre no irá al Parque Bicentenario. Los directivos del famoso recinto, se pusieron rígidos con el tema de los dineros y dejaron ir cerca de 700 mil pesos que se ofrecía.

Es inexplicable cómo el Bicentenario, con números rojos en su administración, se da el lujo de despreciar una inversión tan importante que pretendía hacer el empresario de los juegos mecánicos, cuya demanda principal era la taquilla de tres semanas.

Nada los convenció. Los señores dijeron que no y punto.

Ni cómo hacer válido el compromiso del Gobernador, Miguel Márquez, quien ofreció el Parque con la mejor voluntad, pero con el doble discurso de sus propios funcionarios, quienes se apropian del Parque sin opción rentable para los silaoenses, en cuyo territorio se ubica.

Pésima la posición, pésima la noticia y pésima la decisión.