El otro enfoque

Miguel Márquez y su carrera Presidencial

1.- Fuérzalos a entrar

La fundación panista, Carlos Castillo Peraza, ha forzado al Gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, inicie su carrera presidencial para el 2018, con el reconocimiento del mejor Gobernador del país.

El estilo del mandatario guanajuatense, caracterizado por su prudencia, ha decidido guardar silencio ante los arrebatos preelectorales y jura no afanarse por el constante canto de las sirenas, de los panistas, de los aduladores y demás lisonjeros de Palacio de Gobierno.

Pero muy el fondo, por supuesto, sueña con la Presidencia de la República.

Y Márquez tiene amplias posibilidades.

La distinción que le otorgó la fundación, seguramente se sustenta en análisis de los resultados obtenidos por el gobierno de Miguel Márquez, pues hacerlo bajo otras perspectivas, lo alejaría de una importante responsabilidad y credibilidad.

El Gobernador Márquez tiene suficientes puntos a favor. Tiene en el estado una de las industrias más prósperas del mundo (automotriz), impulsa a los empresarios zapateros y textiles frente a su lucha global (local) y ahora los índices de inseguridad, parecen reflejar una sensible baja.

Para el próximo año, el Gobernador Márquez, "inyectará" recursos suficientes en aquellas zonas prioritarias en situación de pobreza, pues ha presupuestado algo así como 2 mil 500 millones de pesos para los siguientes tres años.

Además, ha tomado el reto de hacer un sistema de movilidad que llegue hasta las colindancias de Querétaro, donde el tren rápido se quedó y sin posibilidades de ampliarlo a Guanajuato, a pesar de tener los predios adquiridos.

Y por su fuera poco, sus relaciones políticas internas son muy favorables, pues tiene una mayoría incondicional en el Congreso del Estado y ha sumado apoyos de otras fracciones que ni ruido harán para estorbar su carrera presidencial.

Lo tiene todo a su favor.

2.- Un Gobernador muy bien evaluado

Márquez tiene muchas más amplias posibilidades que otros de sus colegas azules.

De entrada, desde el 2013, cuando fue evaluado por Mitofsky como el mejor Ejecutivo del País, junto con Arturo Núñez de Tabasco, con un 77 por ciento de aprobación, la popularidad de Gobernador de Guanajuato se mantiene en el mismo nivel o hasta quizás podría haber incrementado. Los programas de las tabletas electrónicas y uniformes escolares, le han sumado más puntos.

De ser así, el gobernador migrante de Guanajuato, se ubicaría en una mejor posición que su compañero de partido, el poblano Rafael Moreno Valle, que por cierto, es el mejor pagado de México, con un par de 200 pesos más que el salario del guanajuatense, quien también goza del mismo prestigio.

Entre sus posibles competidores de esta carrera, habrá de considerarse al gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, quien durante el primer semestre, también recibió una distinción por su gobierno, además del perredista Miguel Mancera del DF y el priista Eruviel Ávila del Estado de México.

Habrá que revisar si estas distinciones, como las que hizo la fundación Castillo Peraza, efectivamente evalúa la lucha contra la pobreza, el avance en la educación, la cobertura en salud, la tasa de homicidios o robos, la violencia que genera el narcotráfico, así como la generación de empleos bien pagados.

El empuje a Márquez, es apenas el primer paso de una larga competencia. Y aunque lo niegue, es prácticamente un hecho de que el Gobernador de Guanajuato, se apunte como el precandidato del PAN a la Presidencia de la República, con buenas calificaciones, por arriba incluso de Margarita Zavala o Rafael Moreno.

Él será prudente, pero los panistas no.

Ya aplicaron la frase conservadora: Fuérzalos a entrar.

Y Márquez ya entró.