El otro enfoque

Mejor que regrese a su empresa

1.- Un diputado que gana poquito

El flamante diputado panista, Juan Carlos Muñoz Márquez, está perdiendo el tiempo en el Congreso del Estado.

El también empresario transportista, encargado de sacar adelante la Ley de Movilidad, jura que obtiene más ingresos de su compañía privada que como representante de los ciudadanos.

Es decir, su negocio no es ser legislador.

Los casi 100 mil pesos que le pagamos al mes, es poco, sino es que nada; sin considerar los 23 mil pesos que tiene para gestiones, sus doce mil en vales de gasolina y sus gastos de oficina o representación para que realice sus actividades sin mayor problema.

En realidad, el diputado maneja en su cuenta bancaria casi los 180 mil pesos mensuales de puros depósitos del Congreso del Estado, lo que podría resultar todavía muy poco a lo que genera su empresa, una de las cinco más importantes del país, por cierto.

¿Está como legislador sólo por el poder?

Guanajuato tiene a los diputados mejor pagados. Tiene también al Gobernador con mejor salario mensual, pues se ubica en los primeros cinco con mayor ingreso y, para el colmo, también tiene alcaldes con salarios de envidia.

2.- ¿Qué le pasó al diputado?

La actitud y las respuestas que dijo el diputado, Muñoz Márquez, cuando un estudiante de Derecho y Ciencias Políticas lo confronta con su excesivo salario, es una ofensa a los ciudadanos y una vergüenza política.

Ante el acto de intolerancia, el "solvente" legislador, exige al joven, entregue proyectos o propuestas y se deje de andar indagando cuánto gana un diputado y qué tantas posibilidades hay de que se bajen el "grosero" sueldo.

Su coordinador de bancada, el diputado leonés, Éctor Jaime Ramírez Barba, hace exactamente lo mismo; sólo que con fuero. Hace unos meses, envió oficios a todas las alcaldías para que informaran sus verdaderos salarios y evidenciar que muy pocos, atienden las recomendaciones de los congresistas.

Durante la junta financiera a la que fueron invitados los alcaldes, Ramírez Barba, planteó la posibilidad de que se legislara el tema, pero en la casa de los Presidentes y no tanto en la casa de los legisladores.

Pero de reconsiderar el tema también para los diputados, quizás muchos "le pensarían" entrar a la política. Al menos el diputado Juan Carlos Muñoz de plano arrojaría la toalla, pues si 100 mil pesos es poco, la propuesta de 75 mil le resulte casi nada.

3.- Javier Aguirre, el delegado o candidato

En el círculo rojo, ya es muy comentado que el delegado de gobernación, Javier Aguirre, en realidad tiene planes de aspirar al Gobierno de Guanajuato. Los panistas así lo creen, los priistas así lo ven y los perredistas así lo suponen.

Tras su informe de actividades, junto con 55 delegados, Aguirre detalló todas y cada una de las inversiones que hace el gobierno del Presidente, Enrique Peña Nieto, quien ya cumplió más del 90 por ciento de las metas para Guanajuato.

El informe de los delegados sucede a unos días del que rendirá el Gobernador, Miguel Márquez, quien a diferencia de los delegados, emprenderá todo un esquema de comunicación para presumir los millones de pesos que se invirtieron en el estado.

Así es el sistema.