El otro enfoque

Llega al ASPAAUG una hostigadora

1.- Y de bajo perfil académico

Los profesores de la Universidad de Guanajuato (UG), eligieron ayer a su nueva Secretaría General de la Asociación Sindical del Personal Académico y Administrativo que, en teoría, los “representará” y “defenderá” en los siguientes cuatro años.

Hay  serias dudas de su encomienda, si consideramos que la electa, Claudia Lizbeth Reyes Monttúfar, está acusada de acoso laboral, usurpación de funciones, difamación y una posible inhabilitación administrativa.

Los maestros de la UG, se decidieron por una “fichita”.

Tras una elección plagada de anomalías, irregularidades, traiciones y complicidades, los profesores universitarios realizaron el proceso de selección de su nueva lideresa sindical que para variar, no alcanza un perfil universitario similar a su antecesora.

Carmen Cano Canchola, es doctora en Biología e investigadora reconocida a nivel internacional, y la nueva Secretaria General, quien despachará a partir del próximo 1 de julio en el ASPAAUG, Lizbeth Reyes, se graduó como diseñadora y tiene un semestre de licenciatura organizacional.

2.- Gana planilla azul con respaldo azul

Habrá que advertir que Reyes Monttúfar, enfrenta acusaciones de acoso laboral por el personal donde ella se desempeñaba, además de una demanda por usurpación de funciones, tras haber firmado poco más de 700 documentos, por la supuesta “ausencia” de su jefe inmediato.

El gran acierto que tuvo la recién electa, es haber conseguido la asesoría y el apoyo del profesor, Juan Manuel Vázquez Vallejo, principal operador político del senador panista, Juan Carlos Romero Hicks.

Con este antecedente, el panista regresará a empoderarse de la Máxima Casa de Estudios, no sólo porque ha conquistado ya la cabeza sindical de los profesores, sino porque además, se avecina la elección de la Rectoría General (en septiembre próximo) y su discípulo, Luis Felipe Agripino, es casi un posible ganador.

3.- Una elección con numerosas impugnaciones

La planilla azul ganadora, logró su cometido porque el Comité de Honor y Justicia, encabezado por el profesor, Fernando Cervantes Aguayo, jamás intervino en la serie de denuncias que hicieron profesores inconformes, principalmente las respecto a los acosos laborales y amenazas.

Además el Comité Electoral del ASPAAUG, que preside María del Carmen Gabriela Ramírez Tavares, omitió atender la denuncia que hicieron los docentes, respecto a que era ilegal que un representante de un partido político (Morena), Francisco Javier Martínez Bravo, formara parte de la planilla que ganó la elección.

Hay además una serie de quejas por un repartió de regalos, dádivas y obsequios que se distribuyeron previo a la jornada electoral dentro del mismo sindicato, así como campañas anticipadas que pusieron en desventaja al resto de los participantes.

4.- Frente a todo eso, nadie movió la mano.

Veremos ahora qué hace la nueva Secretaria General del ASPAAUG, Claudia Lizbeth Reyes Monttúfar, quien seguramente enfrentará en los próximos días, denuncias por robo, tras encontrarle un desfalco por 80 mil pesos que no comprobó y de la que podría resultar inhabilitada ahora que inicie su función.

Ante tantas irregularidades, denuncias, quejas y demás que resulten, la nueva representante sindical, no tendrá posibilidad alguna de negociación, por lo que se anticipa un sometimiento incondicional de la Rectoría, como bien lo hizo hace ocho años, cuando fue Secretaria de Organización en la época de su asesor, Vázquez Vallejo.

Los profesores decidieron transformar el ASPAAUG, en un nuevo sindicato blanco.

Así fue su disposición y tendrán que afrontarlo.

http://twitter.com/AlfonsoMachuca 

alfonsomachuca@yahoo.com.mx