El otro enfoque

¿Cuál es la fórmula para rescatar León? a) La licencia de Bárbara b) Los mejores candidatos c) La alianza electoral d) Ninguno de los anteriores

1.- Bárbara Botello, la más castigada en redes

Llamó la atención que el ex secretario del ayuntamiento de León, Martín Ortiz, léase delfín de la actual presidenta, Bárbara Botello, se apersonara en el directivo estatal del PRI con la firme intención de registrarse como precandidato al municipio de León. Sólo que al momento de su arribo, Ortiz fue invitado a no registrarse, debido a las negociaciones que se mantenía con los otros partidos políticos, léase PVEM y Panal.

El ex funcionario informó que los argumentos de su partido se centraron en la exploración que realizan junto con otras fuerzas políticas a fin de encontrar la fórmula especial que garantice un triunfo en León, es decir, con otras palabras más sencillas, le habrían dicho que se busca la mejor receta para rescatar a León.

Todos están preocupados.

Durante el encierro privado que se tuvo con Ortiz, los enterados juran que no sólo se dejó ver la grave situación electoral que enfrenta León por la serie de escándalos mediáticos de la alcaldesa Bárbara Botello, sino arremetieron con el más reciente surgido en redes sociales, por la tala de 17 árboles en el centro histórico de León.

Además, las cifras que favorecen al PAN con varios puntos porcentuales, alcanzan casi al 3X1, según los más pesimistas, por lo que de resultar cierta semejante afirmación, Bárbara Botello se conocerá como la alcaldesa peor evaluada de los que actualmente participan en las administraciones municipales.  

A decir de los mismos tricolores, conseguir la fórmula, la receta o el secreto para rescatar León ante semejante castigo y en medio de tanta crisis, es de por si un reto que tendrán que enfrentar no sólo Martín Ortiz, sino el propio José Ángel Córdova y hasta el diputado Jorge Videgaray, quien se ha sumado como en tercero en discordia para convertirse en sucesor de Botello.

Es por eso que la licencia de Bárbara, es un tema que surgirá este mismo año. Febrero sería demasiado tarde, para el PRI, para la alianza, para los futuros candidatos y los futuros planes que tiene el PRI rumbo al 2018.

Ya lo verá.

2.- Los disciplinados priistas

Unos con caras largas, otros con aparente resignación, varios con palabras de reclamo muy apropiadas, pero muchos con inapropiadas fuera de grabación, casi todos finalmente aceptaron finalmente la voluntad del CEN y de las encuestas tricolores, que resultaron ser el mejor instrumento para justificar el novedoso esquema de designación, léase dedazo priista.

En Irapuato, el beneficiado fue el diputado Gerardo Zavala Procell, quien en su primer mensaje de unidad, reconoció que su postulación como candidato del PRI a la Presidencia de Irapuato, es un proyecto conformado por el resto de los suspirantes, que se quedaron en el camino y con el recibo de los 20 mil pesos que depositaron para considerarse en la famosa medición fantasma.

Sus compañeros legisladores, Yulma Rocha Aguilar y Felipe Orozco, así como el hotelero, Armando Uribe, fueron convocados en el estatal no para levantarle la mano, pero sí para tomarse la fotografía del recuerdo, donde aceptaban con disciplina partidaria, el resultado de la encuesta tricolor, que por cierto, reveló también que hay varios puntos debajo del PAN en la preferencia electoral.

El que recibió con mejor ánimo los resultados para la Presidencia Municipal de Guanajuato, léase la capital, fue el priista, Edgar Castro Cerrillo, no sólo porque resultó favorecido, sino porque la desventaja con respecto al PAN lo pone prácticamente en un empate técnico, según la medición interna del tricolor.

Por cierto, Edgar Castro mandó su solicitud de licencia a la delegación federal de Prospera desde el fin de semana, con el objetivo de cumplir los requisitos de convocatoria, pero sobre todo, para iniciar la planeación de su próxima campaña electoral. Suficiente tiempo para pensar su permanencia en el discurso capitalino.

El que se quejó de los resultados de la encuesta priista, fue Jesús Pérez Cázares, secretario particular del Procurador, pues no sólo omitió el resultado de la medición en la capital del estado, sino que además, reveló que se trató de un dedazo desde la dirigencia nacional. Dichos en las redes sociales que, diplomáticamente, dirigió con palabras muy cuidadas, pero sin mucha trascendencia.

http://twitter.com/AlfonsoMachuca 

alfonsomachuca@yahoo.com.mx