El otro enfoque

Engulle GM árboles de Guanajuato

1.- Un silencio que los culpa

La empresa automotriz, General Motors, decidió talar cientos de árboles, en su mayoría mezquites, en los patios traseros de la ensambladora que tiene en Guanajuato, sin la autorización de las autoridades de ecología.

Unos campesinos decidieron denunciar el hecho ante la Dirección de Medio Ambiente de Silao y tras las indagatorias de los inspectores municipales, se emprendieron acciones legales contra la empresa extranjera.

GM se niega a cumplir la ley y reparar el daño.

Tras tender una mesa de diálogo sin conciliación, la administración municipal le impuso una multa de poco más de un millón de pesos y le ordenaron reforestar la zona que, sin el cuidado adecuado, dañó el medio ambiente.

A pesar de que en su página electrónica GM asegura ser una empresa socialmente responsable, con el cuidado del medio ambiente, con este antecedente deja una evidencia de que sus palabras poco a poco se convierten en mentira.

Y es que, además, la compañía ha guardado silencio y no quiere que nadie sepa de su proceso en contra.

Contrario a informar el hecho, ofrecer una disculpa a los habitantes o comprometerse con ellos a cuidar la zona, como lo haría cualquier empresa mundialmente responsable, decidió emprender una acción legal para defenderse.

En el proceso administrativo que actualmente apela ante la instancia municipal, los abogados de la empresa automotriz, pidieron que la autoridad se reserve toda la información del proceso judicial, pese a que argumentan un artículo abrogado.

2.- ¿Por qué apostarle a la opacidad?

Las autoridades de ecología no tendrían por qué atender la observación de opacidad, porque finalmente, los terceros involucrados, que son todos los ciudadanos afectados, estamos interesados a saber si la empresa se hace responsable del daño ecológico que protagonizó en Silao.

No creo que sus directivos se presten a convenios oscuros o negociaciones opacas que evidenciarían, aún más, la irresponsabilidad social de una empresa que por muchos años se ha distinguido por su prestigio, honestidad y calidad.

GM, es una de las primeras empresas automotrices que llegaron a Guanajuato y su influencia ha provocado un detonante económico muy importante tanto en materia económica como de vivienda.

Por eso debe atender el caso con seriedad, con total voluntad a restaurar la zona afectada y reconocer que, si existe el daño, ellos pueden favorecer a que la atmósfera del lugar, pueda ser restaurado.

Entender, por ejemplo, que el mezquite da buena sombra, como para crear un hábitat donde otros árboles no prosperan.

GM ha prosperado y ha hecho prosperar. No puede quedarse con los brazos cruzados.