El otro enfoque

Fábrica de obreros pobres

1. Campaña sí; destapes no

El Gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, entregará su Cuarto Informe de Gobierno a los diputados del Congreso del Estado, donde resalta sus éxitos económicos y sus aportaciones a la educación.

En los mensajes publicitarios, el Ejecutivo anuncia que va por más. Por más acciones en Salud, más apoyos a emprendedores, más becas para familias y, por supuesto, más infraestructura vial para todos.

Son noticias, indudablemente, esperanzadoras.

Los críticos de Márquez (muy tibios, por cierto) como el perredista, Baltasar Zamudio, se ha limitado en pedir al Gobierno del Estado, apoye a las familias con mejores condiciones laborales y gestione con los empresarios, salarios mejor remunerados para los miles de obreros que salen de los bachilleratos tecnológicos cada año.

El priista Santiago García, dirigente del partidazo en el terruño, el PRI, apuntó a la problemática en Seguridad Pública, cuyos cuestionamientos se enfocan más en la opacidad del Proyecto Escudo y no en los puntos críticos de Guanajuato y sus líneas limítrofes con otros estados, como Jalisco y Michoacán.

Pero lo que no han dicho ni los críticos ni los observadores, son las cifras de pobreza que registra Guanajuato.

Desde el 2010, el INEGI advirtió de un crecimiento considerable en el número de pobres mal pagados, que se reproducen en zonas de alta marginación y sin alguna oportunidad para salir de su extrema condición.

Efectivamente, son atendidos con becas, mochilas y uniformes subsidiados, además de regalos electrónicos que no les cambia su realidad, aunque sí les permite "ausentarse" de ella, aunque sea, virtualmente.

A los pobres se les asiste y ya.

El 4 por ciento que ha registrado Guanajuato como disminución en el tema, es muy insignificante ante los miles que viven esa cruda realidad. Los datos nos ubican en el noveno estado con más pobres del país. Tan sólo hoy, sólo hoy, hay al menos 300 mil familias que podrían no tener algo para comer.

El Gobierno del Estado, brinda más oportunidades a las empresas grandes y, en su mayoría extranjeras, en lugar de poner atención a los pobres que cada día añoran esa bendita tierra de oportunidades, la que un día nos prometieron, los mismos.

2. Edgar Castro rompe modelos

El comentario que ayer difundió el alcalde capitalino, Edgar Castro Cerrillo, merece atención especial, previo al Informe del Gobernador del Estado.

De acuerdo con el edil, el Gobierno de Miguel Márquez ha destinado varios de miles de millones de pesos a León y los pueblos del Rincón que cuentan con un súper bulevar pavimentado y sin cuota que pagar.

Los capitalinos tienen que gastar casi 30 pesos para llegar a sus casas y miles de leoneses hacen lo propio no sólo para llegar a sus trabajos, sino invierten el roble para regresar a sus hogares ya trasnochados.

Es decir, es más costoso llegar a la capital de Guanajuato que a Purísima, el rincón del estado donde ya estrenaron un bulevar "ecológico", cuyos adornos visuales, son las empresas contaminantes de la zona, como Química Central", que recuerda la paradoja del mensaje oficial de la magna obra.

Así las cosas, en medio de la fiesta del terreno donde no se permiten los destapes, pero sí las campañas simuladas.