El otro enfoque

Diputados sin licencia y  las impugnaciones priistas

1.- Sin obligación de renunciar

Los diputados que aspiran a un nuevo cargo electoral no tienen la obligación de presentar su licencia al cargo. Podrían hacerlo si su partido se los exige, pero la nueva ley no contempla ni una coma al respecto.

Las licencias de los legisladores, será un tema de partido.

Así que mientras deciden sus dirigencias si deben o no abandonar la curul por un momento, casi dos meses de precampaña, ellos se presentarán con total tranquilidad al inicio del próximo periodo legislativo, allá por el 25 de septiembre.

Podrán portar su traje de diputado por unos días y el uniforme de candidato por otros días. La ley se los permite, por no decir, ellos así lo permitieron con las reformas más recientes del tema.

El dato es interesante si considera que los legisladores bien podrán también iniciar su campaña externa sin pedir licencia en el cargo. La reforma electoral no les prohíbe tampoco conseguir un nuevo cargo, mientras reciben una dieta mensual.

El debate que puede abrirse al respecto, será la determinación que asuman los partidos políticos, quienes promoverán sus candidatos, que bien pueden ser los mismos diputados, mientras ellos reciben cada mes 110 mil pesos.

La última experiencia al respecto en el Congreso de Guanajuato, fue con los coordinadores parlamentarios, léase los representantes del PAN, PRI, PRD, Panal y PVEM. Ellos habían propuesto (en la legislatura pasada) limitarles a los suspirantes, sólo los apoyos de oficina y de gestión que reciben los diputados, algo así como 50 mil pesos al mes.

Es decir, les dejaban su salario mensual y les quitaban sus aportaciones de gestión por aquello de que puedan usarlo para conseguir más votos a su favor tanto en una contienda interna como externa.

¿Qué tan moral es esta decisión?

La novedad que traen ahora los diputados, es que los asuntos pueden tornarse legales pero no morales. En otras palabras, la moralidad no pesa mucho entre todos ellos. Pesan más los billetes.

Si los partidos políticos quieren dar un buen ejemplo de transparencia y congruencia, bien pueden impulsar que cualquier aspirante a un puesto de elección popular, debe abandonar su cargo a fin de no obtener recursos públicos.

¿Qué partidos lo podrán concretar?

Lo veremos poco después del grito de Independencia.

2.- Broncas en el PRI

El Comité Directivo Estatal del PRI hará nuevos nombramientos en aquellos municipios donde las impugnaciones estuvieron al orden del día. El primer caso será Silao, donde el profesor Feliberto Garnica, será el nuevo dirigente municipal.

Una decisión que llama la atención y cuyos primeros inconformes serán los tricolores, Leonel Mata, el casi candidato priista a la Presidencia Municipal y el ex dirigente actual, el regidor Juan Miguel Valencia.

http://twitter.com/AlfonsoMachuca 

alfonsomachuca@yahoo.com.mx