El otro enfoque

Diputados Escuderos y Sorprendidos

1. Contreras sorprendido

Ahora resulta que el ex coordinador del PRI, Javier Contreras Ramírez, fue engañado por el Ejecutivo. En su discurso de justificación, ayer en tribuna, el legislador acusó al Gobierno de Guanajuato de ocultarle información del proyecto Escudo.

Los acusó de omitir una responsabilidad constitucional y peor aún, los hizo responsable de todos los contratos que se firmaron con la empresa Seguritech Integral Security, del que ahora nos informa, no tienen ninguna garantía.

El diputado Contreras es tan responsable como el mismo gobierno.

Todos los guanajuatenses le dieron el lugar para supervisar las acciones del Ejecutivo, son ellos los encargados de prevenir estas irregularidades, así que las justificaciones casi dos años después, están aún fuera de tiempo.

A nosotros también nos engañaron y eso es grave.

Por cierto, el señalamiento de Contreras lo hace cuando pierde su posición de coordinador del PRI en el Congreso del Estado y cuando, finalmente, también pierde su poder que mantuvo por mucho tiempo en la Junta de Gobierno y Coordinación Política.

2. Un PAN callado ante las observaciones

Quienes dieron una muestra de culpabilidad en todo este asunto, fueron los diputados del PAN, todos quedaron mudos ante la serie de críticas que lanzaron los tricolores al programa de seguridad, Escudo.

Nadie se levantó para defender uno de los proyectos más importantes de seguridad, ni siquiera para advertir que se trata de señalamientos administrativos, donde a lo mucho que puede llegar la Secretaría de Transparencia, es a una amonestación administrativa y punto.

Al menos, su actitud de omisos, los pone en una posición de credibilidad. Credibilidad porque los callados aceptan y, de ser así la actitud, revelan los legisladores blanquiazules que, efectivamente, no hicieron bien su trabajo.

No lo hicieron ni ellos, ni su grupo de asesores quienes tendrían la obligación de advertir las consecuencias de un presupuesto aprobado con tanta benevolencia, como si fuera un cheque en blanco.

Del PAN lo entendemos. ¿Pero del PRI, del PRD, del PVEM y del PANAL?

3. Sin partido en el tribunal administrativo

La diputada perredista, Lupita Torres, presentó ayer una propuesta para desvincular de cualquier partido político al Tribunal de lo Contencioso Administrativo. Por supuesto que nadie mencionó al magistrado Vicente Esqueda.

La legisladora propuso que nadie que aspire a un puesto dentro del TCA, debe tener antecedente partidario cuando menos en los últimos cinco años, como si se tratara de vigencia aquellos corazones que laten por el azul, el amarillo el colorado.