El otro enfoque

En Chicago matan migrantes

1. Aún sin pistas del crimen

La policía todavía investiga el crimen de seis guanajuatenses masacrados a sangre fría.

Los detectives ya descartaron el robo como el móvil de los homicidios y han aclaro que no se encontraron puertas forzadas, ni señal que pueda suponer que se trató de un asalto domiciliario.

Las últimas versiones periodísticas informan que la policía sospecha de un hecho bien planeado y con objetivo claro, pero no entienden aún las razones.

Los guanajuatenses no tenían problemas, se les ubicaba como una familia tranquila y los vecinos no escucharon nada que pueda advertirles de un riesgo de muerte.

Era una familia feliz.

La tragedia ha conmocionado a los habitantes de la Noria, municipio de Tarimoro, de donde era originaria la familia. Su plan era llegar a México en mayo próximo de manera definitiva, pero la muerte se adelantó.

El gobierno del estado ha informado que asistieron a la familia para que pudiera reclamar los cuerpos, pero el gobierno federal, mantiene su política indolente, ante las desgracias de guanajuatenses.

El caso de la adolescente capitalina, Alondra Luna, fue un claro ejemplo y ahora, en medio de la tragedia en Chicago, repiten el mismo esquema de desinterés ante un hecho que ha enlutado a todo un municipio.

Al menos desde Guanajuato, las autoridades estatales y municipales han reclamado un esclarecimiento de los hechos, pero la diplomacia mexicana, léase embajada o la misma delegación de Relaciones Exteriores, mantiene sus reclamos de justicia muy reprimidos y no forman parte de su política ni de su discurso.

No hay quién defienda.

Lo único que ha pedido la familia es conocer el móvil del crimen.

No hay antecedentes de amenazas, ni tampoco algún indicio para dar con el posible o los posibles asesinos. Quizás por eso sorprendió un acto tan salvaje que ha movilizado a la policía de Chicago y expertos en crímenes con violencia.

2. Inicia consulta a la Ley de Movilidad

Los diputados decidieron empezar un foro de consulta sobre la Ley de Movilidad. Se trata de un espacio para que todos aquellos interesados puedan aportar sus ocho minutos de discurso, a fin de que se manifiesten pacíficamente.

Los legisladores pretenden aprobar el documento antes de que inicie marzo, así que el diputado Juan Carlos Muñoz Márquez, presidente de la Comisión de Seguridad, decidió acelerar el asunto y, a dos días de que inicie el periodo, se hará el foro para dar salida a la Ley Uber.

El espacio será el 17 de febrero en el Auditorio del Estado, sede de posibles manifestaciones de apoyo de varias y numerosas agrupaciones de taxistas.