El otro enfoque

Batalla Universitaria


1.- Pecados Académicos

La grilla al interior de la Universidad de Guanajuato, está al rojo vivo. La elección de los integrantes de la Junta Directiva, la madre de todas las batallas, ha levantado polvo, sospechas, intrigas, arrebatos y demás pecados carnales.

Y es que son los integrantes de la Junta Directiva quienes seleccionan a los rectores generales, los rectores de campus y demás directivos que puede tener la máxima casa de estudios de Guanajuato. De ese tamaño en su influencia. Por eso sus pleitos académicos internos.

Dicen que una de las actuales integrantes, Silvia Álvarez Bruneliere, de plano no quiere mantenerse en la jugada, es decir, no buscará reelegirse, porque las relaciones con el rector, José Manuel Cabrera Sixto, no son como para presumir ni con amigos ni con enemigos.  ¿Tanto se han dañado?

A Silvia Álvarez se le ha identificado con el grupo del ex rector Juan Carlos Romero Hicks,  quien además influye en otros cinco integrantes de la Junta, que podrían o no estar en la lista de los nuevos suspirantes, pues ahora es un secreto conocer quiénes aspiran a dicho órgano directivo. Sólo una lucha de transparencia en los tribunales, puede revelar semejante opacidad.

De resultar cierto el dato de la baja de Álvarez Bruneliere, habría dejado camino amplio a las estrategias del mismísimo Secretario General, Manuel Vidaurri, quien no sólo opera para el actual Rector, sino para él mismo, pues guarda en su corazón poder remplazar a Cabrera Sixto, en el 2015 o en el siguiente periodo.

 

2.- La forma es fondo

Por lo pronto, ya se abrió el espacio para hacer llegar al académico Mario Luis Fuentes, quien es impulsado por la misma rectoría, vía el campus Celaya, a fin de evitar sospechas de política interna. Ya se inscribió desde el viernes pasado y podría integrarse a la Junta Directiva ahora que concluya el proceso.

Mario Luis Fuentes, por supuesto que merece estar ahí por su trayectoria académica, pues no sólo es mano derecha del actual rector de la UNAM, José Narro, sino que además, ha colaborado muy cercanamente con el gobernador, Miguel Márquez.

Márquez le tiene un aprecio importante a Fuentes, porque cuando el mandatario era Secretario de Desarrollo Social y Humano, se apoyó de varios estudios de Mario Luis e incluso, impulsaron desde Guanajuato la Ley de la trata de personas.

Los actuales integrantes que podrían sostenerse en el cargo o remplazarlos con un jaque a Luis Felipe Guerrero Agripino son: Silvia Álvarez, Héctor Webb Cruces, Dolores Álvarez Gasca,  Jorge Antonio de la Peña, Román Castañeda Priego, Enrique Navarro González y Rafael Ramírez Malagón.