Por cierto, ¿Y el Barrio Modelo?

1.- ¿Se irá Caballero?

Este fin de semana, las administraciones municipales cumplieron un año como gobierno. Sus informes se han concentrado en presumir lo que hicieron, aunque en ocasiones, no signifique ni mucho, ni provechoso.

En la capital de Guanajuato, hay un pendiente que amenaza con sepultarse u olvidarse. Los funcionarios tienen una gran necesidad de que el famoso programa Mi Barrio Modelo, no forme parte del discurso social. Nadie habla de él.

Y es que este programa, apostado para el éxito de la actual administración, se ha convertido en un verdadero fracaso que sigue inadmisible por parte de quienes asesoran al edil capitalino, Luis Gutiérrez.

Desde que aparecieron las primeras críticas, a fin de rescatar un programa que parece interesante, los dichos se enfrentaron a la intolerancia y el menosprecio de quienes dicen tener vocación de servicio.

El error para propios y extraños, es haber dejado el programa en manos de una directora que sigue en la nómina por un compromiso partidario y no por su eficiencia o productividad. Alejandra Caballero, la titular de la dirección de Desarrollo Social, sigue con el mismo atorón desde hace un año.

2.- El compromiso de la oposición

Hay un acuerdo entre los regidores de oposición en la capital. Cada quince días, los coordinadores de la fracciones se reunirán para determinar algunas acciones a fin de hacer volver en sí, al Presidente Municipal.

Y no lo dicen en broma.

Los regidores del PAN, PVEM y PRD, advierten que el edil priista, Luis Gutiérrez, y sus dos manos, léase el síndico, asesor y maestro, Jorge Luis Hernández y su compinche, José Luis Camacho, han perdido el piso en eso de tender puentes del diálogo.

Los ediles de oposición han comprendido que, si le aplicaron el látigo del desprecio al panista, Carlos Macías, durante casi un año, seguramente lo podrán repetir en contra de cualquiera de ellos.

Lo cierto es que, desde hace una semana, los priistas no sólo andan nerviosos por la nueva oposición que parece ejercer su derecho, sino que hay voces que advierten del mismo sentir de intolerancia y falta de ejercicio político.