Dos alcaldes y un regidor, candidatos a juicio político

1.- Se impone el PAN en Comisión.

Los diputados integrantes de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, se enfrascaron en una nueva discusión, a propósito de la iniciativa priista que impulsa los controvertidos juicios políticos.

Para el diputado, Luis Felipe Luna Obregón, la iniciativa tricolor, presentada por el capitalino, Adrián Camacho, requería de una mesa técnica, donde se pudiera profundizar en el tema, pero sobre todo, alcanzar su aprobación.

Sólo que el PAN, no lo permitió.

Haciendo uso de su mayoría, los legisladores azules echaron abajo la propuesta priista, no sólo porque no hay ánimo de revivir un tema arcaico, sino porque se ha demostrado que esos juicios políticos, sirven para dos cosas: puro show político y negociaciones oscuras que terminan en impunidad.

Con razón.

2.- Los priistas quieren justicia

De acuerdo con los priistas, la propuesta de juicio político, busca sancionar aquellas omisiones de funcionarios o políticos que, teniendo una responsabilidad, no la ejecutan o lo hacen con mucha pereza.

La diputada Yulma Rocha, jura y perjura que hay varios escandalitos que deberían de someterse a un juicio político, como lo propone el PRI.

Citó como ejemplo, el caso de Silao, donde el regidor, Ángel Maldonado, se emborrachó y agredió a mujeres policías, además de orinarse en plena dirección de Seguridad Pública, sin que le importara un cacahuate.

Citaron también el caso de Doctor Mora, donde el panista, César Emilio Zarazúa, no sólo tiene en contra a la oposición de su Ayuntamiento, sino hasta sus mismos colaboradores, incluido su Secretario.

Y para sumar ejemplos, se comentó el vergonzoso caso del alcalde irapuatense, Sixto Zetina, quien abandonó a su pueblo, en medio de la calamidad de las lluvias, mientras se paseaba en la ciudad de México, según lo aceptó.

Todos ellos, dicen los priistas, deberían de ser enjuiciados bajo su propuesta.

Con razón el PAN, ni quiso.