Güicho une a la oposición

1.- Nombran a director con antecedentes

Arturo Porras, el nuevo director de comunicación social de la administración del priista, Luis Gutiérrez, es buscado por las autoridades ministeriales y judiciales por un pendiente que tiene desde hace años.

El ex comunicador del también ex candidato del PVEM, Rafael Villagómez, no ha cumplido con algunas pensiones alimenticias que le ordenó un juez de lo familiar, por la simple y sencilla razón de que no hay reportes de sus ingresos.

De confirmarse su nueva contratación, como lo presumió en su último comunicado de prensa, el juez o quien resulte, ya podrá exigir un buen descuento a su jugoso sueldo, si considera que sus ingresos ahora sí son muy comprobables.

Recordará que el asunto se tornó público, desde que su ex esposa, le gritó en una conferencia de prensa, su desatención y mala paternidad, es decir, no cumplió con los mil 500 pesos que debe pasar a la quincena.

De esa calidad moral es el nuevo vocero.

2.- Los regidores se unen contra Gutiérrez

Lo que hizo el ex alcalde, Nicéforo Guerrero Reynoso, con eso de unir a la oposición en su contra, lo repite ahora el edil, Luis Gutiérrez Márquez.

El desatino que ha tenido en seleccionar a sus nuevos funcionarios, ya llamó la atención de los regidores de oposición, quienes se reunieron en privado para empezar algunas acciones a fin de ayudar al confundido edil.

Dicen que el mensaje fue tan llamativo, que hasta los ediles de oposición, léase PAN, PRD Y PEVM, decidieron unirse en el restaurante de Alonso 10, propiedad del diputado federal, Francisco Arroyo, que por cierto, ya no tiene buena relación con el presidente municipal de la capital.

Entre los cuestionamientos que hicieron los regidores convocantes, léase Carlos Macías del PAN y Edmundo Almanza del PVEM, fueron los recientes nombramientos que hizo el mandatario municipal y que, para gusto del ayuntamiento, representan un verdadero desatino.

Por cierto, hay rumores de que la directora de Desarrollo Social, Alejandra Caballero saldrá también de la nómina oficial, pero muchos dudan de semejante dicho, si considera que se trata de un favor partidista y no de compadrazgo.

Lo cierto es que los priistas tuvieron encerrona ayer mismo para ver cómo reaccionar a los regidores opositores, pero todo se conocerá hasta la siguiente sesión de ayuntamiento que convoquen.