Desaparecer el IEEG, es borrar el Tribunal Estatal

1.- Cabildeo de Consejeros electorales.

Los presidentes de los consejeros electorales de diferentes entidades, estarán hoy en México con los diputados federales, para intentar convencerlos de que detengan la reforma que intenta desaparecerlos a fin de crear el Instituto Nacional de Elecciones.

En esta ocasión, no asistirá el presidente del IEEG, Jesús Badillo Lara, quien ha manifestado su rechazo a la creación de un organismo electoral central, ante tantas complejidades electorales locales. Por lo pronto, sus colegas le han pedido asista a la reunión, pero el guanajuatense no podrá asistir acompañarlos porque tiene sesión extraordinaria para aprobar el presupuesto del 2014.

Y es que Badillo está convencido de que no se pueden detener los trabajos en materia electoral, en tanto los legisladores no emitan el decreto que los borrará del mapa. Eso sí, hay serias sospechas de que cualquiera de los diputados, prefiera darles 60 millones para las liquidaciones, en lugar de los 193 millones que solicitarán para el siguiente año.

2.- El Tribunal Electoral, ausente

Habrá que hacer notar que además de querer desaparecer el IEEG, la reforma de estado también plantea acabar con el Tribunal Estatal Electoral que encabeza el magistrado capitalino, Ignacio Cruz Puga.

La reforma que se discute en México, plantea crear un Tribunal de Justicia Electoral que atenderá los casos más lejanos y cercanos de las elecciones. Es decir, los legisladores pretenden centralizar todo el asunto electoral en el De eFe y, desde allá, resolver impugnaciones de Xichú, Atarjea, León, Oaxaca, etcétera.

Bien valdría la pena que los magistrados del Tribunal local, Ignacio Cruz y sus dos compañeros de salas, emitan su punto de vista. Ya lo hizo la ex magistrada, Carmen Alanís Figueroa, quien también se pronunció en contra del INE.

3.- Convocatoria para auditor general del OFS

Los diputados ya analizan la convocatoria para elegir al nuevo director general del Órgano de Fiscalización Superior. Dicen que los requisitos son mínimos y cualquier ciudadano profesional, con experiencia en finanzas, podrá participar.

El plan es lanzar la convocatoria antes de que finalice octubre, aunque algunos dicen que podría salir este mismo jueves. Los interesados se inscribirán en la secretaría general del Congreso y después, cada uno de ellos, se entrevistará con los diputados integrantes de la Junta de Gobierno y, tras el análisis, discusión y demás asuntos, se propondrá una terna ante el pleno del Congreso del Estado.

El proceso todavía será largo, pero desde ahora, los cabildeos empiezan a tornarse interesantes. Considere que el PAN necesita el voto de algunos tricolores o bien, la oposición, léase PRD, Panal, PVEM Y PRI, necesitan sufragio de algunos azules.

El pronóstico todavía es reservado.