Digital Capital

La teoría del caos gasolinero

¿Qué relación hay entre un conductor que llena el tanque (o le pone 100 pesitos) de gasolina de la verde a su coche y el movimiento de los enormes buque tanques que circulan de nuevo con alegría desde las refinerías en Estados Unidos a los puertos mexicanos del Golfo de
México?

Ese fenómeno señala en sí la realidad de este país en términos de nuestra sed de combustibles y la decreciente capacidad de Pemex por satisfacer dicha necesidad.

Porque mientras vemos que la producción de crudo de la empresa productiva del Estado (su rimbombante nombre a raíz de la reforma energética) viene a la baja, lo mismo sucede con la refinación. Y en sentido contrario, suben las importaciones de los combustibles y mejoran los negocios de las firmas de logística.

Un dato a considerar: de acuerdo con un despacho de International Shipping News, las actividades de exportación de la costa del Golfo de México a este país fueron la gran noticia de la semana en que este nicho marcó un récord a la baja en sus actividades.

Así, PMI, la subsidiara internacional de Pemex ordenó "por lo menos siete" buque tanques de medio alcance. Estos pedidos de PMI representan un incremento a lo que de ordinario hace la empresa, que son cinco.

No se trata de contratos baratos. Reporta la agencia que un viaje de uno de los buques, el Torm Arawa, cubrirá para PMI una ruta que va del la costa este de EU a Tuxpan, Veracruz, por 160 mil dólares.

Cabe mencionar que de acuerdo con datos de la Secretaría de Energía, el consumo de combustibles del país promedió 1.67 millones de barriles diarios (mbd) el primer trimestre del año, un incremento de más de 2.1 por ciento respecto del mismo periodo de 2015. Si bien no se ha llegado a los 1.93 mbd del último trimestre de 2012, el máximo histórico, parece que nos acercamos allá y mucho del producto es importado.

El problema que ven los proveedores de gasolina de EU es que aunque la demanda de producto de México es fuerte, no puede crecer más debido al déficit en almacenamiento que aqueja a nuestro país. Ya se verá cómo crece este negocio con inversiones como la que ayer anunciaron TransCanada, Sierra Oil & Gas y Grupo TMM (800 millones de dólares para almacenamiento y transporte de productos refinados en Tuxpan).

Con ello, seguirá siendo México, y sus conductores, los salvadores del negocio de los buque tanques en el golfo que compartimos con Estados Unidos.

@alex_angeles
digitalcapital@gmail.com