Digital Capital

Más ondas, menos negocio

Según eMarketer, una firma de investigación de mercados, los radioescuchas mexicanos son cada vez menos. O mejor dicho: los mexicanos escuchan menos la radio. Desde 2010 la penetración de la radio en el país en cuanto a la preferencia por la radio ha venido cayendo. Ese año, 56.1 por ciento de los consumidores de contenidos afirmaron ser radioescuchas. Esa cifra es el máximo histórico pues al año siguiente la cifra cayó a 53.8 por ciento... y así, hasta cerrar 2014 con 42.3 por ciento.

En contraste, en ese tiempo los telespectadores pasaron de 97.6 a 96.6 por ciento: se mantuvieron estables. ¿Qué tipo de consumidores de contenidos crecieron? No es secreto: los usuarios de internet, con una penetración de 44 por ciento en 2010, que brincó a 54.2 el año pasado. En cuanto al tiempo que pasan oyendo la radio, el IMER reporta que, en promedio, los mexicanos pasamos 18 por ciento de nuestro tiempo en esa actividad, muchas veces combinada con otra, como trabajar, leer o navegar por la red.

En cuanto al porcentaje de hogares con recepción de radio (tradicional), la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT) afirma que son 99 por ciento del total, o unos 26 millones 500 mil hogares, en donde se escuchan mil 63 estaciones, 150 en AM y 913 en FM. El Instituto Federal de Telecomunicaciones, sin embargo, afirma que hay por lo menos 2 mil estaciones.

Por otra parte, la firma reporta que los mexicanos son de los que más tiempo escuchan radio digital en América Latina, con 4:30 horas a la semana. Muchos escuchan música. Para el Knowledge Center, de la consultora PwC, iniciativas como Spotify, Deezer y Rdio "están posicionadas como las favoritas para escuchar música en línea".

Con base en cifras de Marketline, PwC calcula que este año los ingresos de las empresas de la radio serán de 663 millones de dólares, unos 50 millones más que en 2014, provenientes en su totalidad de la publicidad. En total, los ingresos de la industria de los medios en México es un negocio de más de 11 mil millones de dólares.

Este modelo de negocios, sin embargo, podría cambiar si prospera el plan del Ifetel de licitar más frecuencias. Asimismo, se tiene que completar una transición, conocida como el apagón de AM, que llevará a las emisoras de esta plataforma a FM.

Si bien el propio Ifetel ha reconocido que la frecuencia de FM será insuficiente para recibir a las estaciones analógicas (AM), actualmente hay un periodo de consulta pública (convocada con varios meses de retraso, por cierto), previo a la emisión de las nuevas disposiciones para FM.

Hay dos dudas por parte de los expertos: ¿cómo acomodar a todas las estaciones en FM, tanto las que migren de AM como las que se liciten? Asimismo, dado que, como indica PwC, la totalidad del ingreso de las emisoras privadas proviene de la publicidad, ¿qué tanto cambiará el panorama en términos de un negocio sostenible?

Técnicamente se puede resolver, reduciendo el ancho de banda en que actualmente operan las frecuencias. Por ahora es de 800 kilohertz y hay una propuesta de que sea de 400 Khz.

Ya lo dijo el presidente del Ifetel al recordar que hay quienes consideran que un mayor número de competidores podría generar inviabilidad económica en la operación de la radio.

Ernesto Piedras, de Competitive Intelligence Unit, afirma en un reporte que "habilitar nuevas estaciones podría resultar en una buena intención que pondría en riesgo la viabilidad de ambas, las estaciones entrantes y las ya establecidas".

@alex_angeles
digitalcapital@gmail.com