Digital Capital

Listos para el Morelos 3

Tomo esa frase del comentario que me hizo el capitán de navío Luis Enrique Tun Pastrana, coordinador de Enlace de Proyectos Geoestratéticos de la Secretaría de Marina. En una reunión para revisar el avance del sistema satelital MexSat, Tun Pastrana aseveró que los sistemas de comunicaciones de la Marina, así como de todos los aparatos de seguridad nacional, cuentan con que el satélite Morelos 3, puesto en órbita hace un mes y medio, corresponda a la relevancia estratégica y funcione sin fallo pues todos los esfuerzos de los participantes, civiles, militares, policiales y empresariales, se han llevado con atingencia.

En el mismo tenor, el Coronel José Flores Ramos, coordinador Global del Proyecto MexSat para la Secretaría de la Defensa Nacional, afirma que con el Morelos 3 ya en fase de pruebas, se culminan apenas 14 años de planeación. "Aparte de lo técnico, tuvimos que negociar mucho y planear cosas a través de varias administraciones", me comentó el Coronel Flores con la satisfacción de una misión cumplida. Y que apenas comienza en realidad.

Estos dos funcionarios de las fuerzas armadas se cuentan entre los principales clientes de lo que será el segundo satélite de MexSat. Según el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, el Morelos 3 entrará en su fase operativa a mediados de 2016 y que parte del objetivo general es que contribuya, junto con el satélite Bicentenario, lanzado al inicio de la actual administración, a mover al país en una ruta de desarrollo incluyente.

Dentro de la comunidad satelital internacional, tanto el lanzamiento como la puesta a prueba del Morelos 3 ha sido muy seguido, sobre todo por su propósito de constituirse como una plataforma de comunicaciones en un plan social y humanitario y de seguridad nacional. Además de los coordinadores para Sedena y Marina, los equipos de seguridad nacional de todo el país ya esperan que los 150 ingenieros que Telecomm tiene asignados en sus centros de control en Iztapalapa, DF, y Hermosillo, Sonora, les permitan un nivel de comunicación sin fallo.

"Se trata de una plataforma logística de clase mundial", dijo Ruiz Esparza en la reunión, luego de que ejecutivos de Boeing Defense, Space & Security y Lockheed Martin Space Systems, miembros de la United Launch Alliance resumieron las novedades del lanzamiento y el despliegue de todos los sistemas del Morelos 3.

En este sentido, Ron Dukat, jefe de programas satelitales de Boeing Satellites Systems, dijo que en diciembre los ingenieros mexicanos asumirán el control del Morelos 3 para comenzar las pruebas. Este equipo es coordinado por Mauricio Ávila, director del programa MexSat en Telecomm.

Ávila cuenta que entre los ingenieros que están esperando con ansias tomar ya control total del Morelos 3 hay expertos en comunicaciones, en mecatrónica, en robótica y biométrica. ¿Cómo visualiza Ávila un ejemplo tangible del uso del Morelos 3? "Se podrían poner sensores biométricos en escuelas rurales o muy remotas para saber, en tiempo real, qué niño está en la escuela o si faltó y, además, si está sano".

El satélite, dice Ávila, a fin de cuentas es un robot, sigue secuencias robóticas y sigue órdenes similares a las que se les da a un robot. Por eso la necesidad de contar con estos expertos, dice el funcionario.

Y mientras llega diciembre para que sus muchachos tomen control del satélite, Ávila se contenta con resumir y presumir que el Morelos 3 ya marcó varios hitos que justifican, tecnológicamente, el precio de 300 millones de dólares de toda la misión.

El satélite es de lo más avanzado para comunicaciones móviles, dice. Por lo pronto, digamos que ya floreció en el espacio. Desplegó su antena que es una red espectacular de un diámetro de 22 metros de diámetro y tras ocupar el combustible integrado, comenzará en breve a utilizar la energía de sus paneles solares.

Un detalle que emociona a Ávila es que el satélite se puede configurar desde la Tierra de tal forma que si la capacidad destinada a cubrir ciertas regiones, desérticas, por ejemplo, está subutilizada, los ingenieros en robótica y mecatrónica en México los pueden redirigir para atender zonas con mayor demanda.

Por entusiasmo y tecnología, esto no para. Ojalá que como dice el coronel Flores, la técnica se imponga de nuevo a la política.

@alex_angeles
digitalcapital@gmail.com