Digital Capital

Las redes del ocio

Ahora resulta que los mexicanos en vacaciones padecemos el síndrome FoMo, Fear of Missing Out, algo así como miedo a que nos perdamos de algo, o que nos borren.

Eso porque de acuerdo con los resultados locales del sondeo global Mobile Travel Tracker de Hotels.com, durante las vacaciones 43 por ciento de los viajeros mexicanos solemos publicar sobre los asuntos de nuestros amigos en sus redes sociales para dar la sensación de que no perdemos el tren del comentario.

Asimismo, en el sondeo se afirma que los mexicanos pasan más tiempo en redes sociales que tomando el sol.

Yo creo que eso es un poco exagerado, pues me llevé de tarea este y otros enunciados similares y, si bien en las playas repetimos muchos de los patrones de nuestra idiosincrasia (desde el agandalle del que creemos es el mejor lugar aunque tapemos la vista o el sol a los de atrás o aunque nos ubiquemos junto a un muladar o donde más fuerte y peligroso rompen las olas), no es un hecho absoluto el que prefiramos postear en Twitter o Facebook o subir selfies ad nauseam en Instagram que tomar el sol.

Esto no por no tener el prurito de querer hacerlo, ese deseo perpetuo que a muchos despierta por las noches de querer actualizar tal o cual estado en las redes. No, más bien debido a la pobre o nula cobertura en muchas de nuestras playas. Si bien el asunto se ha modernizado y en gran parte de las costas llegan las rayitas que indican el poder de las redes de telefonía móvil, las conexiones dejan mucho que desear.

Por ello veo difícil también que se cumpla otro de los enunciados del sondeo de Hotels.com en el sentido de que a los mexicanos nos gusta ser ostentosos, ya que 40 por ciento de nosotros admitimos que nos gusta subir fotos en las redes sociales para presumir el viaje. A lo mejor se hace después, a toro pasado y desde la comunidad de la WiFi de casa, la oficina o el cafecillo preferido.

Porque de hacerlo desde la playa o desde la cima del cerro en la sierra favorita o desde la plazuela del pueblito más apartado... Es difícil que suceda. O uno puede correr con suerte y que en el kiosco correspondiente haya una acceso de México Conectado. Y ahí tiene más sentido si lo relacionamos con la forma en que los autores del estudio mencionado se refieren a este punto en específico, ya que están previendo que en estas vacaciones de verano los viajeros pasarán más de 50 por ciento pegados a su teléfono celular que tomando el sol.

Ahí sí creo que pueda ser posible combinar ambas actividades, como tomar el sol mientras los astros o las torres de telecomunicaciones se alinean y nos permiten una buena cobertura.

El sondeo de Hotels.com se aplicó a 9 mil 200 viajeros de todo el mundo y da más detalles, pues se afirma que en promedio los viajeros ocupan dos horas y media para obtener un bronceado perfecto, contra las dos horas que pasan con el celular en la mano.

Asimismo, afirman que 27 por ciento de los vacacionistas hace check in en diferentes lugares solo para generar envidia entre sus amigos.

Aunque yo pensaba que nada más era para "dar a entender" que habíamos entrado a tal o cual lugar (sin haberlo hecho propiamente), al parecer los mexicanos sí somos gastalones, no importa que después nos vayamos al Montepío (¿seguirá esa centenaria tradición de gastarse hasta el sueldo del año entrante en la vacación y después empeñar hasta la silla de ruedas del abuelo?).

Ya en otro estudio, en este caso de Expedia, aunque de 2014, o sea de cuando no nos había pegado todavía la volatilidad, se decía que los mexicanos somos de los más dispuestos a gastar en el periodo vacacional.

En el Índice de Gasto Vacacional 2014, se afirma que a nivel global los indios son a quienes más emociona gastar dinero para tal fin, con 52 por ciento. A ellos, les siguen los mexicanos, que en 46 por ciento afirmamos que nos encanta gastar en la vacación, por 45 por ciento de los brasileños. En otro renglón, se dice que 89 por ciento de los mexicanos, el mayor porcentaje global, ahorramos ex profeso para pagar las vacaciones.

Pero ante este exceso, prefiero mejor hacer caso al Flip Flop Report, también de Expedia, que dice que ya estando en playa, los mexicanos somos los que más apreciamos caminar, actividad que realizamos 76 por ciento, contra 74 por ciento de los indios, 73 por ciento de los tailandeses e igual porcentaje de los italianos.

@alex_angeles
digitalcapital@gmail.com