Miércoles de 2 x 1

Al filo del mañana

Al tratarse de películas de acción uno espera una historia más o menos simple, sin complicaciones: buenos contra malos, tres actos y efectos especiales, nada más. Por eso es raro ver propuestas como Al filo del mañana donde observamos como desde hace 30 años a Tom Cruise en un papel protagónico, pero con un giro de tuerca respecto a su carrera.

El oriundo de Nueva York ya venía con propuestas arriesgadas desde hace algunos años: desde la bien recibida Misión Imposible: Protocolo Fantasma hasta la decepción La era del rock. El año pasado vimos uno de esos experimentos con Oblivion: El tiempo del olvido. Ahí admiramos uno de los diseños de producción más espectaculares de los últimos años, con un guión que se quedó un poco corto.

Ahora, Cruise regresa con Al filo del mañana que retoma una premisa ya usada: ¿qué harías si tuvieras la oportunidad de vivir el mismo día una y otra vez? Pero en este caso con el plus de que estás en medio de la batalla más importante de la guerra contra extraterrestres.

Así, a diferencia de otras cintas, el actor no entra en el cuerpo de un personaje superior: interpreta a Cage, un fulano que va subiendo en el escalafón militar más por sus habilidades intelectuales que por sus méritos bélicos. Es hasta que por azares del destino es colocado en el frente de batalla, con desenlace fatal para él, salvo que cuenta con el raro don de despertar un día antes de su muerte.

En esta paradoja del tiempo, Cage entra en contacto con Rita (interpretada por Emily Blunt) y así forman una mancuerna que busca poner fin a la guerra a favor de la humanidad, no sin antes sufrir las consecuencias de este raro don.

El director es Doug Liman, quien ya había fascinado al público en el género de espías con obras como Identidaddesconocida o Sr. y Sra. Smith, por lo que su calidad detrás de historia con mucha adrenalina estaba más que comprobada.

¿Por qué se digo que Al filo del mañana es una vuelta de tuerca en la carrera de Cruise? Porque a lo largo de las dos horas vemos cómo el personaje de Cage pasa de ser pusilánime hasta alguien que se va ganando el liderazgo y capacidades para ganar la guerra: no nació, se hizo el héroe.

También destaca y mucho el diseño de producción, al mostrar desde un campo de batalla con criaturas feas hasta los exoesqueletos que usan los humanos para ponerse al tú por tú con los extraterrestres. Aquí la producción eligió lo mecánico por encima de los efectos visuales, lo cual obligó a los actores a mover el aparato que pesaba 30 kilos.

Buenas críticas ha tenido el filme, pero en taquilla parece que Tom ya no tiene el imán de hace dos décadas. No es para menos, pocas personas pueden sobrevivir al paso del tiempo en la industria del espectáculo.

Lo que tiene a su favor el también protagonista de Top Gun es que no conoce la zona de confort, sale a propuestas que dan una nueva visión en un mundo donde los reebots, las secuelas, las precuelas y películas basas en tal o cual cosas son lo común, le dan un plus a un actor que no necesita probar nada a nadie.

Es una buena opción para aquellas personas que no quieren atiborrarse de futbol (aunque claro, también en algunos cines hay oferta para ver los partidos del Mundial). De hecho, como se venía prediciendo, la cartelera tiene vacas flacas por estos días porque no querían enfrentarse directamente contra el monstruo de la FIFA.

Tal vez por eso Maléfica ha tenido resultados históricos; no sólo se convirtió en el mejor estreno de Disney (no cuentan las películas de Marvel) sino que en México tiene amplias posibilidades de entrar en los tres primeros lugares de taquilla.

Por eso también resulta raro que Pueblo chico, pistola grande haya tenido un inicio tan lamentable. Ésta es la segunda cinta de Seth McFarlane, quien hace un par de años tuvo un hit con Ted, la mejor taquilla para un filme de comedia para adultos.

Algunos podrán decir que como a las personas que les gusta ese tipo de humos están entretenidas con el mundial por eso no tuvo buena respuesta, pero las críticas indican que el producto es malo, el humor es demasiado forzado y pese a la presencia de Charlize Theron y Liam Neeson, pues simplemente no cuaja la película.

En fin, esto seguirá así un par de semanas más, con estrenos no tan espectaculares pero eso a falta de una gran ganadora en el verano tal vez la puerta esté abierta para otras súper producciones como Transformers o Guardines de la Galaxia o en una de esas la nueva de las Tortugas Ninja; bueno la última sí sería una mega sorpresa pero en una de esas se cuela hasta el primer lugar.

alejandro.suarez@milenio.com