Miércoles de 2 x 1

Lo que nos dejó 2013

Pues ya estamos en 2014, y aunque ya revisamos algunas de las propuestas que el cine comercial americano nos dará a lo largo de los próximos 12 meses hay que revisar lo que 2013 nos dejó, no sin antes hacer la pequeña aclaración de que por los días de Navidad y Año Nuevo, esta columna apareció dos semanas seguidas el jueves y no miércoles como es costumbre.

Dicho lo anterior hay que ver un poco en el retrovisor y empecemos con lo mejor. En una época donde las apuestas se van “a lo seguro” la cartelera se llena de historias basadas en algo: series de televisión, cómic, novelas y hasta juguetes, por ello es agradable ver que tres de las mejores películas sean aportaciones novedosas: Gravedad, Titanes del Pacífico y El Conjuro.

Ambas películas dirigidas por mexicanos (Alfonso Cuarón y Guillermo del toro respectivamente) ofrecieron productos novedosos de alta calidad tanto en efectos especiales como en manufactura actoral. Cierto, a Gravedad le fue mucho mejor en taquilla que a la película de los monstruos gigantes, pero nadie puede negar que en ambos casos se dejó el lado fácil.

En el caso de Titanes, mostrar una historia donde la heroína no es sex simbol, con una visión más universal del ejército le da buenas estrellas, pero eso fue lo que la condenó en la taquilla de EUA, lo que pone en riesgo una secuela. Gravedad, pues bueno, es una de las favoritas para el Oscar.

Respecto a El Conjuro, esta película le devolvió al género de terror la esperanza de una nueva camada de ideas que en su momento le dio Actividad paranormal con su estilo de cámara subjetiva y que ya cayó en un abuso por parte de otros proyectos. Pues la película James Wan, con un manejo excepcional del suspenso y apariciones fantasmales se lleva por mucho la sorpresa del año.

Pero que sean secuelas y basadas en otros medios no les quita mérito a dos filmes bien hechos: Star Trek En laOscuridad y Los juegos del hambre: En Llamas. Ambas segundas partes, una inspirada en la televisión y otra en un libro, las películas cumplieron con las expectativas de los fanáticos.

Lástima que para la tripulación del Capitán Kirk no les fue tan bien con el público en general; de la chica en llamas basta decir que a finales de diciembre estaba en segundo lugar de la taquilla en EUA y todavía soñaba con el primer lugar en manos de Iron Man 3.

Y hablando de Tony Stark, la tercera entrega del Hombre de Hierro (primera película de Marvel tras LosVengadores) no  puede generar más que sentimientos encontrados. Por un lado, sus números en taquilla la volvieron la de más recaudación a nivel mundial, (mil 200 mdd) pero en cuanto a resultado dejó mucho que desear.

Repitiendo la fórmula de Los Vengadores tuvo claroscuros la historia, con un Robert Downey Jr en un papel que parece hecho para él, pero ya con un poco de desgaste de tanto que lo ha interpretado, incluso en otras películas (el Sherlock Holmes de las películas parece su copia). Mientras que la historia dejó mucho que desear, en especial con El Mandarín, personaje que fue mutilado de la forma más vil.

Otra película que no dejó a todos satisfechos por la expectativa que generó fue El Hombre de Acero. Siendo justos, la reinvención de Superman traía demasiada presión: primero, venía de un fallido intento de revivirlo con Superman regresa; segundo, pues de inmediato se le iba a comparar con las películas de Marvel y si no era la película más taquillera la palabra fracaso era su mejor adjetivo.

El resultado, números que merecen la frase del vaso medio lleno o medio vacío: medio lleno porque entró en el top 10 de la taquilla mundial y recaudó más que Batman inicia, la película con la que es justo compararla. Medio vacío porque quedó muy lejos de Iron Man y su final (la muerte del villano a manos del héroe) fue muy criticada, incluso del productor Christopher Nolan.

Estas dos películas entran en la polémica sobre si fueron éxito o fracaso en todo el sentido de la palabra. Las que no se salvan ni en el día de los inocentes, comenzando por El Llanero Solitario.

Bien, la película del ranger de Texas no es tan mala, incluso tiene un par de secuencias de acción que ya varios quisieran, pero cuando tu meta es convertirte en la nueva Piratas del pacífico, dejar a tu casa productora con una pérdida de cientos de millones es peor que malo.

Otros fracasos: Hermosas criaturas, La huésped y Cazadores de sombras pero como se acaba el espacio sólo hay que decir que dejan a Crepúsculo como una joya del cine que parece inalcanzable.

Feliz año 2014.