Miércoles de 2 x 1

Mayo tiene de todo un poco

Aunque para términos prácticos el verano cinematográfico ya comenzó con estrenos de la talla de CapitánAmérica y el Soldado del Invierno y El Sorprendente Hombre Araña 2. La amenaza de Electro, la verdadera ola de estrenos de “alto perfil” vendrá en los siguientes meses.

Habría que aclarar que este año es atípico debido al Mundial de Futbol; es decir, los estudios no se arriesgaron a confrontarse a los partidos de Brasil 2014 con sus producciones del séptimo arte, por eso se adelantaron ese par de películas de grandes expectativas taquilleras.

En el caso de la lista de estrenos que vienen para este mayo, destacan dos: Godzilla y la nueva entrega de X-men. Si tienen algo en común es que además de ser apuestas fuertes de sus respectivos estudios, ambos largometrajes esperan convertirse en tan solo eslabones de franquicias; vamos por partes.

Para Godzilla, esta película es importante, ya que se trata de revivir cinematográficamente al monstruo japonés por excelencia. Después de resultados tibios de Titanes del Pacífico los seres gigantes dejaron un sabor amargo a la Warner Bros que busca ahora sí, consolidar una historia que les dé para al menos un par de proyectos.

Otra cosa, este será de los últimos proyectos en alianza con Legendary Pictures, estudio que les co-produjo decenas de películas, destacando la última trilogía de Batman, la nueva de Superman, Furia de Titanes y ¿Quépasó ayer?, por citar sólo algunas.

Fue una alianza exitosa, que vio en sus propios triunfos su destrucción: no se pusieron de acuerdo en cómo iban a distribuirse las ganancias de El Caballero de la Noche Asciende y Crash. Ahora Legendary Pictures ya se fue con Universal en espera de replicar su buen paso de la última década.

Volviendo a Godzilla, el proyecto busca de una vez por todas borrar el desastre de la versión de 1998. Para ello le dejaron el encargo a Gareth Edwards, director con poco historial con largometrajes, pero que con los avances ya generó mucha expectación entre los fanáticos.

Como dato curioso, dos de los protagonistas son Aaron Taylor-Johnson y Elizabeth Olsen, quienes compartirán estelares en la segunda parte de Los Vengadores: la Era de Ultron.

Pero si de grandes esperanzas nos referimos, está la otra gran película de mayo. X-Men Días del pasado futuro es la adaptación del cómic homónimo que establece un futuro despótico donde los humanos comunes crearon a los robots Centinelas para eliminar a los mutantes, pero con la novedad de que el tiro les sale por la culta.

Lo maravilloso de esto, al menos para los aficionados, es que abre nuevas esperanzas de seguir la franquicia de los mutantes. Tan solo hay que decir que antes incluso de su estreno ya está confirmada la nueva de la serie, donde posiblemente saldrá el villano Apocalipsis.

Pero si para ustedes las películas de arte son más atractivas, no hay duda de que su dinero debe irse para comprar un boleto para El Gran Hotel Budapest. Dirigida por el siempre polémico Wes Anderson, la cinta está ambientada en un país ficticio, donde un trabajador del hotel es acusado de asesinato, y de ahí sale todo un embrollo.

Anderson es amado por muchos, odiado otro tanto; su estilo es considerado como uno de los mejores del cine actual, y su trabajo es admirado por la comunidad actoral de occidente. Para muestra está el reparto de esta película: Ralph Fiennes, Adrien Brody, Edward Norton, Williem Dafoe, su actor fetiche Bill Murray, entre otros.

Es un platillo que bien vale la pena si uno quiere quitarse tanto cómic, monstruo o cinta de acción que normalmente predomina en la cartelera habitual; por eso hay que cazarla pues debido a criterios de mercado es complicado encontrar funciones de una película de este tipo, pero no es imposible.

La que tendrá mayores reflectores es Obediencia perfecta. El simple hecho de tratarse de un tema polémico como la vida del padre Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, genera ruido entre las personas.

No hay duda de que estrenarla en el mismo tiempo en que Juan Pablo II es canonizado es un acierto mercadológico, pues no hay manera de dividir los casos de abusos a menores de parte de Maciel con la inacción de la Iglesia Católica dirigida en ese entonces por el polaco ante esos hechos.

En fin, las siguientes semanas hay varias opciones en cartelera, desde los héroes de cómic, hasta los villanos reales, es decisión de cada quien elegir cuál ver.

alejandro.suarez@milenio.com