Miércoles de 2 x 1

Guardianes de la Galaxia sobrepasa expectativas

El verano cinematográfico agoniza. Ya hemos visto casi todos los estrenos de la temporada que oficialmente terminará el próximo fin de semana, pero no por eso dejan de ser atractivos estos días, en especial cuando está en cartelera Guardianes de la Galaxia.

Cinta que cierra los preparativos para Los Vengadores: La era de Ultron del universo Marvel en el cine, esta cinta no era ni la más esperada ni la más promocionada de los últimos años. La razón es que esta serie de cómics no es la más conocida de la Casa de las Ideas.

Con el simple membrete Marvel llamó a muchos a la sala, aunque habría que ver cuántos los conocían desde antes, lo cierto es que rebasaron las expectativas por todas partes. Empezando por la taquilla, Guardianes está a estas alturas como una fuerte candidata para quedarse en el top 10 de las de mayores ingresos para este año, si no es que entre los cinco primeros lugares.

¿Es justificado este alboroto en la taquilla? Sí. La película rebasa por mucho lo que uno esperaría de su director, James Gunn, tristemente recordado por ser el guionista de las dos entregas de Scooby Doo, sobre todo porque venía de, junto a Zack Snyder, en El amanecer de los muertos, una de las sorpresas en 2014.

Tampoco el elenco era para emocionarse de inmediato. El protagonista (Peter Quill) está a cargo de Chris Pratt, actor respetado pero no en el género de acción; y aunque cuenta con el respaldo de Zoe Saldana (como Gamora) ella tampoco es atractivo por sí sola en la taquilla. Completando el equipo están Vin Diesel y Bradley Cooper (las voces de Groot y Rocket, respectivamente) y el luchador Dave Bautista (Drax). Un equipo sólido, pero muy de lejos el más taquillero.

Pero, ¡sorpresa! La película es buena. Tal vez no llegue a los momentos emocionantes de Los Vengadores, o el carisma de Iron Man, pero nadie que entre al cine quedará decepcionado. El simple hecho de que haya una historia que avance en cada escena, que ate cabos de por qué cinco sujetos aparentemente tan distintos se unan por una causa de manera inteligente, y esta causa es la de vencer a un villano que sí es amenaza.

Mención aparte es el soundtrack. Dejemos de lado el hecho de que es una recopilación de parte de lo mejor del siglo pasado, es un punto decisivo en la trama, deja ver la personalidad del protagonista, parte de sus motivaciones. Desde luego, están las referencias a otras historias del universo Marvel y aunque no está enlazada inmediatamente con Los Vengadores sin duda abre las puertas para la fase tres.

Lo que por un momento parecía un estancamiento en las películas de Marvel con una decepcionante Iron Man 3  y una poco afortunada Thor: Un mundo oscuro en las últimas entregas parece revivir. No sólo se trata de Guardianes de la Galaxia, sino de la última del Capitán América y aunque no es su responsabilidad directa, también entra la de X-Men. Fuera de esto está El Sorprendente Hombre Araña 2, que sí requiere un empujoncito para salvar a la franquicia.

¿Seguirá el éxito de Marvel en el largo plazo? No hay indicios para suponer que no, pese a la posibilidad de que de repente les salga algo malo en general tendremos bastantes buenas noticias. En el corto plazo, a lo mejor a los Guardianes les quiten sus buenos números porque este viernes llegan Las Tortugas Ninja a la cartelera.

De cómo viene el que será el último gran estreno del verano 2014, pues todo indica que vuelve a apuntar al público joven, que creció a finales de los 80 y principios de los 90 para aprovechar ese fanatismo mezclado con la nostalgia.

Es otro de los intentos de revivir franquicias para sacar dos o tres, desde luego con sus bonitos ingresos de cientos de millones de dólares en todo el mundo. Y como ya va a acabar el verano, proyectos de más bajo perfil buscan un espacio en las salas, por eso en septiembre aparecen algunas de las mayores sorpresas no tanto en taquilla, sino en contenido.

Por el lado de las producciones mexicanas, aunque no en septiembre, viene un par de películas de terror: Másnegro que la noche y La leyenda de las momias. Bueno, en realidad sólo es una, ya que esta última es de animación y cierra la trilogía que comenzó con la Nahuala y siguió con la Llorona.

De Más negro que la noche hay que decir que es el ramake de la cinta que a mediados del siglo pasado alcanzó el grado de culto. Es algo que podría funcionar, pero está el mal antecedente de Hasta el viento tiene miedo que hace un par de años causó terror por lo mal de su versión del siglo XXI. Esperemos que no se repita el error.

alejandro.suarez@milenio.com