Miércoles de 2 x 1

Capitán América llega con nuevos bríos

Con menos expectativas que otras producciones de Marvel Studios, este fin de semana llegó a las pantallas mexicanas (una semana antes que en Estados Unidos) Capitán América y el Soldado de invierno. Lo que se ha dicho, tanto en el público como en la crítica, es que posiblemente estemos ante la mejor película de cómics desde El caballero de la noche, y tal vez supere a su hermana Iron Man de 2008.

Una de las cuestiones por las cuales Capitán América no generó tanta emoción como por ejemplo Iron MAN 3 fue que su primera entrega fue las más “endeble” de la Fase 1 de Los Vengadores, además de que su protagonista (Chris Evans) ni de chiste tenía el carisma de Robert Downey Jr.

Para este 2014 las cosas cambiaron y de forma drástica. Primero está el hecho de que como directores estuvieron los hermanos Anthony y Joe Russo, pareja relativamente desconocida pues su trabajo está enfocado más a la televisión y publicidad; al final una grata respuesta.

También está el enfoque con el que se tomó al héroe de las barras y las estrellas. En el cómic, Capitán América/Steve Rogers no sólo es el más gringo de los personajes de Marvel, sino el líder natural de Los Vengadores, algo que no se notó en el ensamble cinematográfico de hace un par de años.

En entrevistas previas al estreno, Evans juraba que eso cambiaría, que ahora sí se mostraría a la esencia del personaje: líder, peleador como ninguno y con personajes que en el impreso marcan su mitología de manera clara.

Y se cumplió.

Primero hay que hablar de Black Widow (Scarlett Johansson) quien en esta película deja de lado su lado de mujer fatal para volverse un personaje principal en el dilema moral que tiene el Capitán sobre qué es S.H.I.E.L.D. y si en verdad es la respuesta a las amenazas terroristas del mundo o parte de ellas.

También está Nick Fury (Sammuel L. Jackson), quien vuelve como el maestro en cuestiones de seguridad de quien en medio de la Segunda Guerra Mundial sacrificaría su vida a favor de la humanidad. Para ampliar el mundo de personajes entran Falcon (Anthony Mackie), el primer héroe afroamericano que no tenía el de patiño, y uno de los antagonistas del Capi, Brock Rumlow (Frank Grillo).

Pero la adición más importante es la del mismísimo Soldado del Invierno. Interpretado por Sebastian Stan, se trata de Bucky Barnes, el mejor amigo de Rogers. Para quien conoce el cómic la confirmación de que el personaje aparecerá en más películas abre muchas especulaciones, como una posible adaptación de Civil War, una de las series más importantes de Marvel.

Conjugados todos estos elementos hay que destacar una historia bien contada y con sustancia (seamos realistas, pese a lo buena que es, la premisa de Los Vengadores no es ni por mucho la mejor del cine de súper héroes).

Aquí vemos a un Steve Rogers que tienen que sobrevivir en un mundo que siguió mientras él estaba congelado. Esas dudas son reales, ponen en una situación al ex soldado donde en verdad llega a pensar que es hora de colgar el traje, hasta que…

Las secuencias de acción, los efectos especiales y el uso moderado del humor “tipo Marvel” hacen pensar al espectador en cómo se va a resolver el conflicto, no en qué escena va a aparecer el siguiente chiste.

Otra cosa que se agradece es el hecho de que por fin se tiene un villano digno de respeto. De nuevo, Loki puede caernos bien, agradarnos su actitud y demás, pero realmente el universo de Los Vengadores no habían tenido a un antagonista digno. De hecho, de los malos cinematográficos del cine de Marvel sólo destacan Magneto, el Duende Verde y el Doctor Optopus, y eso que llevan varias películas.

No se trata de un villano memorable, pero sí es una mejoría impresionante si lo comparamos al Mandarín de Iron Man.

Son dos horas bien invertidas: entretenimiento como debe ser en una sala de cine. No es la película que cambiará tu vida, pero sí la que te hará la tarde agradable, eso sin contar las ya clásicas escenas pos créditos, que en este caso abren la puerta para La era de Ultron.

En lo que resta del año viene Los Guardines de la Galaxia por parte de Marvel Studios en solitario, y en coproducciones El sorprendente Hombre Araña2 y X-Men Días del futuro pasado, antes de que regresen Los Vengadores en el verano del año entrante.

¿Y DC? Pues festejando los 75 años de Batman. Muy criticada, la casa editorial perteneciente a Warner está muy lenta y lo que parecía el verano de ensueño para el público se convirtió en algo todavía más interesante pues Batman vs Superman se estrena el mismo día que Capitán América 3.

alejandro.suarez@milenio.com