Miércoles de 2 x 1

Animación latinoamericana anota un gol

Este fin de semana se estrenó en México la película Metegol, animación dirigida por el argentino Juan José Campanella (ganador del Oscar a Mejor Película Extranjera en 201 por El secreto de sus ojos), muestra de que no todo lo que brilla es Pixar.

Metegol (que aquí podríamos traducirlo como futbolito) es una propuesta fresca en medio de un mercado donde las historias son casi siempre basadas en tradiciones anglosajonas por ser de origen estadounidense casi todas.

La temática es simple: Amadeo, un humilde trabajador de un bar, tiene que defender su pueblo de la venganza de Grosso, el mejor futbolista del mundo quien está resentido porque de niño fue humillado en el metegol por Amadeo cuando ambos eran niños.

En medio de todo esto, el mesero de bar tendrá que lidiar con sus demonios internos que incluyen un amor con Laura, su falta de proyecto de vida fuera del metegol y que los muñecos del juego de mesa cobrarán vida.

De nueva cuenta tenemos una historia donde la superación personal es el eje, pero a diferencia de las propuestas estadounidenses, al menos aquí hay algo muy Latinoamericano: el futbol.

Co-producción argentina y española, Metegol llega a México con doblaje local, lo cual permite por un lado evitar los modismos sudamericanos y por otro, a dar ese toque humorístico que vuelve gracioso para el cinéfilo ocasional un material pensado para pasar un buen rato.

Sobre la manufactura de la obra, Campanella afirma que está al nivel de cualquiera de Pixar, Disney o DreamWorks, y no miente. Con un 3D más que decente, el ganador del Oscar tardó un poco más de lo esperado para entregar el filme (seis años cuando lo normal son cinco), pero con el acierto de que todos los integrantes de su equipo son latinoamericanos.

Con un tema tan universal como el futbol, el director admite que lo que más le llamó la atención del proyecto fue el hecho de hacerlo el animación, pues si bien le gusta este deporte niega ser un fanático, más bien es un apasionado del cine y utilizar esta técnica para filmar representó el reto más importante para él.

Con el respaldo de los estudios Universal, la película tiene una distribución importante por lo cual es relativamente fácil encontrarla en los cines tanto en su versión 2D como 3D. Es una opción interesante para familias.

Ahora que la temporada de premios se acerca, buen aparte de la cartelera cambiará para dejar espacio a largometrajes “más serios”, dejando atrás los llamados blockbusters, pero no del todo, pues todavía faltan Los Juegos del Hambre. En llamas y El Hobbit: la desolación de Smaug.

Este par de ofertas (En llamas se estrena este viernes) buscará no sólo la taquilla, sino una que otra nominación para Globos de Oro y Oscar, con más esperanzas en las categorías técnicas pues en actuaciones, guión y dirección se ve lejos.

Es por eso que hay que aprovechar esta semana para ver Metegol, y no tanto porque sea latinoamericana, sino porque vale la pena pagar el boleto para verla. Aunque claro, la última palabra siempre la tendrá cada espectador.

No quiero dejar de mencionar uno de los aniversarios más importantes para la industria del cine: el de Mickey Mouse, que esta semana cumplió 85 años de su primera aparición.

Símbolo no sólo de Disney (que en buena parte de su éxito le debe al ratón), sino del cine, la animación y hasta el estilo de vida americana.

Para quien alguna vez ha tenido enfrente una computadora es fácil reconocer a ese ratón negro con pantaloncillos rojos, que hace más de ocho décadas apareció en un corto en blanco y negro como el capitán de un barco de vapor, esto en el corto Steamboat Willie.

Desde entonces hemos visto a Mickey de todas formas, desde mendigo hasta rey, de caza fantasma a aprendiz de mago y muchas veces acompañado por su fiel perro Pluto o el pato cascarrabias Donald, todo con éxito que cualquier actor envidia.

El momento más icónico se presentó en Fantasía en su participación en El aprendiz de brujo donde hace gala de sus dotes mágicos. En principio esta película no fue valorada en toda su plenitud, pero al pasar los años ya se volvió en una de las mejores obras de la casa productora Disney.

Dentro de los datos curiosos tenemos que mencionar ¿Quién engaño a Roger Rabbit?, único crossover oficial con Bugs Bunny.

Como festejo, Disney preparó un nuevo corto a dos colores el cual el mundo podrá presenciar antes de Frozen a estrenarse en diciembre próximo, pero que en Internet ya hay algunas escenas. Todo para festejar al gran Mickey, sin duda ídolo del pueblo americano.