En Corto

¿Quién dices que soy?

Hace un par de días se dio a conocer una estrategia publicitaria de la UNICEF, denominada "The Good Guys" -Los Chicos buenos-, en donde se trata de demostrar que a diferencia de tiempos pasados, con solo un click en el banner adecuado, se pueden salvar miles de vidas.

En la campaña que consta de tres videos, se reúne a Jesús, Gandhi y la madre Teresa de Calcuta en torno a una mesa, junto a un desconocido joven que les enseña cómo usar internet, demostrando que no se tiene que sacrificar la vida, vivir en la pobreza o morirse de hambre para tener un mundo mejor.

La campaña coloca a los personajes en el mismo nivel debido a la ayuda que brindaron a la humanidad y el joven responde a Jesús que su presencia compartiendo en la misma mesa con ellos, fue producto de ayudar al mundo dando click en el banner de UNICEF.

El planteamiento: Jesús es ubicado en los videos como "un buen chico", al igual que otros que ha habido a lo largo de la historia y que basta con hacer alguna buena obra para estar a su lado. Atractivo. Creativo. Aparentemente novedoso, pero también sutil y falso.

En su momento Jesús hizo la siguiente pregunta a sus discípulos: "¿Quién dice LA GENTE que soy?". Ellos respondieron: "Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, que algún profeta de los antiguos ha resucitado". Jesús volvió a preguntar: "¿Y USTEDES, quién dicen que soy?" Entonces respondiendo Pedro, dijo: "Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente".

La Biblia enseña que Jesús es único en el tiempo por ser eterno: único en naturaleza por ser 100% hombre y 100% Dios; único por su nacimiento virginal; único en pureza, perfección y santidad; único en poder y autoridad; único en su muerte y resurrección; y único mediador existente entre Dios y los hombres.

"¿Quién dices que soy?". La pregunta sigue vigente para ti y para mí; y la respuesta que demos nos marcará en esta vida y la venidera.

Jesús quiere que le conozcamos verdadera y personalmente. El apóstol Pablo dijo: "No se dejen engañar por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres y el pensamiento del mundo, porque en Cristo habita la plenitud de la deidad y ustedes están completos en Él".

Jesús es quien tú y yo necesitamos para obtener perdón de pecados y vida eterna.