En Corto

Probabilidades

Con tantos sucesos catastróficos ocurridos recientemente a nivel internacional, bien vale la pena analizar algunos elementos estadísticos como los referidos en un estudio de Estados Unidos denominado "YourOdds of Dyingfrom..", "Tus probabilidades de morir de..".

Así, la posibilidad de morir fulminado por un rayo, es de una entre 3 millones 106 mil 880; en un accidente aéreo, de una entre 659 mil 779; en un accidente de tren, una entre 524 mil 753; por negligencia médica, una entre 83 mil 720; en un accidente de vehículo automotor, una entre 6 mil 585; por gripe o neumonía, una entre 4 mil 107; a causa de diabetes, una entre 4 mil; por enfermedad respiratoria crónica, una entre 2 mil 228; debido a un golpe, una entre mil 658; por cáncer, una entre 499; y debido a enfermedades cardiovasculares, una entre 388.

Con todo, muchas personas tienen pánico a volar y prefieren trasladarse por tierra sin importar distancias. Lo curioso es que haciendo esto, aumentan sus probabilidades de morir.

Ahora bien, ¿qué probabilidades hay de salir vivos de este mundo? La respuesta es "cero". No existe. Tarde o temprano todos habremos de morir por la causa que sea. En este contexto, ¿cuál es la probabilidad de ir al cielo? Lo interesante de la pregunta es que la respuesta no depende de una elección personal.

La Biblia dice que Dios ama a la humanidad entera sin distinción alguna: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su hijo unigénito, Jesucristo; para que todo aquél que en él crea, no se pierda más tenga vida eterna". Dios ha otorgado también a todo hombre la libertad de aceptar o rechazar a Cristo. Así que para ir al cielo, lo único que debo decidir es reconocer mi condición de pecador perdido y necesitado de Jesús, y creer en él como mí señor y salvador; ya que en la cruz él hizo todo para que esté a su lado por la eternidad.

Jesús fue claro al decir: "Si no creen en mí, en quien yo soy, en sus pecados morirán... y a donde yo voy, ustedes no podrán venir...El ladrón solo viene para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia... no se turbe tu corazón.. crean en mí, voy a preparar un lugar para ustedes.. les tomaré a mí mismo, para que a donde yo estoy, ustedes también estén".

Cree en Jesús y serás salvo.