En Corto

Evidencias

El correo lo recibí bajo el título, "¿Por qué se escribió Ben-Hur". Quizá algunos de los lectores asocien el nombre a la película filmada en 1959, protagonizada por Charlton Heston, ganadora de once premios de la Academia, incluyendo el de mejor película.

La primera edición de esta novela, que fue todo un Best seller, fue publicada el 12 de noviembre de 1880 bajo el nombre "BEN-HUR. A tale of the Christ", "BEN-HUR. Una historia del Cristo".

Su autor fue el general Lee Wallace, un hombre que durante gran parte de su vida fue absolutamente indiferente a los temas religiosos. Él participó en la defensa de Washington de las tropas confederadas durante la Guerra Civil; sirvió en la corte marcial que juzgó a los asesinos de Lincoln, y posteriormente fue gobernador de Nuevo México, donde tuvo que lidiar con bandoleros como "Billy the kid".

Se dice que en cierta ocasión el general coincidió en un tren con el famoso ateo R. G. Ingersoll, quien le propuso: "Wallace, tú eres un hombre letrado y pensador. ¿Por qué no reúnes el material suficiente para escribir un libro y lo entregas al mundo probando la falsedad de Jesucristo? Demuestra que ese hombre nunca existió, y que no es el autor de las doctrinas del nuevo Testamento".

Wallace atendió la sugerencia y comenzó a reunir material para el libro con que desmoronaría al cristianismo. Visitó entonces diversas ciudades para consultar antiguos manuscritos, y acudió a fuentes originales del periodo histórico en que Cristo vivió. Como resultado de esta búsqueda, el general Lee Wallace obtuvo tres conclusiones: Jesucristo fue una figura histórica real. Jesucristo es el Hijo de Dios y Salvador del mundo. Jesucristo era la respuesta a sus propias necesidades.

A causa de este descubrimiento, el versado general a los cincuenta años de edad, se postró de rodillas implorando el perdón divino pidiendo ser transformado en un discípulo de aquel que hasta entonces no había sido para él sino un personaje de leyenda. Luego saldría a la luz "BEN-HUR. A tale of the Christ".

El general retrató en su personaje, Judá Ben-Hur, el encuentro personal con Cristo que cambió eternamente su vida, y la de miles que han leído el libro.

Jesús vive, y anhela llenar el vacío de tu corazón. Pídele que te perdone y te salve. Él te ama y lo hará.