En Corto

Cáncer

Esta semana la Organización Mundial de la Salud ofreció un listado en donde aparecen los hot-dogs, la carne seca, ahumada, enlatada, jamón, salami, chorizo, longaniza, moronga, paté y hamburguesas, entre otros productos procesados, que fueron colocados en la primera de las cinco categorías de los llamados "agentes cancerígenos".

¿Qué otras cosas podrían derivar en la aparición de la enfermedad?: El consumo activo o pasivo de tabaco, que produce cáncer de pulmón, bucal, en órganos digestivos y genitales. Las lámparas y cámaras solares, que favorecen el cáncer de piel. El arsénico en agua potable, vinculado al cáncer de hígado, pulmón, riñón y vejiga.Las bebidas alcohólicas, cuyo consumo favorece el cáncer de mama, colorrectal, de laringe, hígado, esófago, y es causa probable de cáncer de páncreas. El humo del diésel, que contiene 30 componentes asociados al cáncer de pulmón. Medicamentos que contienen fenacetina, que se relaciona con cáncer renal y pélvico. El pescado salado, que aumenta el riesgo de cáncer de nasofaringe. El humo de leña o carbón, vinculados al cáncer de pulmón. Las píldoras anticonceptivas, asociadas a cáncer de mama.

Pero también hay oficios peligrosos, como la reparación y fabricación de calzado y de muebles, que se vinculan al cáncer nasal y la leucemia. Pintor, con riesgo directo al cáncer de vejiga y la leucemia. Limpiadores de chimeneas y polvo, que a menudo desarrollan cáncer escrotal. La industria del acero, cuyos trabajadores tienen un riesgo más alto de cáncer pulmonar. La industria del caucho, en donde son más propensos a la leucemia, así como cáncer de pulmón y de vejiga. Y quienes se dedican a la fabricación de tintes para el cabello, así como estilistas, con mayor tendencia a desarrollar cáncer de vejiga.

Sin embargo, peor que el cáncer físico es el del alma. Aunque la gente bromea con el Infierno, no tenemos ni la menor idea de lo que significa sufrir ahí eternamente. Lo peor es que todos tenemos ya el mal a causa del pecado en nuestras vidas. Todos estamos destituidos de la relación con Dios.

Sin embargo, la buena noticia, o "Evangelio", es que Cristo murió por nuestros pecados; que fue sepultado, y que resucitó al tercer día; y que mediante la fe en él se nos oferta perdón, salvación y vida.

Cree en Jesús y serás salvo.