¿Qué tan lejos está NL de Michoacán?

en otros estados como Jalisco, Hidalgo y el Estado de México, están preocupados por su vecindad con Michoacán y la delincuencia organizada que puede migrar (o ya migró).

El tema de la seguridad sigue siendo un gran tema.

Y es verdad que no estamos como en Michoacán, tenemos paz social y podemos andar en las calles con libertad.

Pero no hay duda que de la procuración de seguridad es importantísima a todos los niveles de gobierno, es un asunto de mucha responsabilidad.

Y no vamos hablar, hay que aclarar el punto, estimado lector, del asunto de los sueldos de los secretarios de seguridad, porque mencionar que ganan mucho es algo que ofende, sacar un tabulador para compararlos en lugar de usar un medidor de riesgos, es algo injusto.

El tema de los avances y retrocesos de la seguridad es lo que debe ocuparnos.

El lunes se realizó la presentación de los resultados del estudio Seis Ciudades, donde un grupo de especialistas realizaron dicha investigación en la República Mexicana con el objetivo de evaluar a la sociedad civil organizada, la política pública en materia de prevención del delito y la seguridad ciudadana desde el enfoque de género y derechos humanos; el trabajo está patrocinado por la Unión Europea y laboraron especialistas de diversas nacionalidades.

“La idea del proyecto es aprender a trabajar con la seguridad ciudadana, con quien sea, nos guste o no nos guste”, explicó el asesor del estudio, Franz Vanderschueren.

“Lo que falta es una unión, articulación que permita ser mucho más fuerte, un liderazgo”, agregó.

¡Sopas!, falta “liderazgo”, según la evaluación… y las palabras parece que resonaron en el Palacio de Cantera.

La reacción de del partido del gobernador fue respaldarlo, y rechazando que falte liderazgo en Nuevo León se sacaron a relucir los datos que señalan una baja en la inseguridad, asunto que es real, pero parece que el tema central de la crítica era otro.

Según mencionaron los ponentes, lo que se necesita aumentar en Monterrey es la vinculación de organizaciones civiles con el gobierno, y lo mencionan como parte de la fórmula de éxito contra la inseguridad, además de aumentar la inversión en la prevención de delito; actualmente se gasta 90% del dinero en reprimir delitos y 10% en prevenirlos, hay que igualarlos un poco.

Tal vez se trata de una coincidencia, pero después de reunirse con algunos alcaldes rurales, Rodrigo Medina aprovechó el viaje y ejerció su liderazgo y les recordó a todos que es su responsabilidad formar un cuerpo de policías, que para eso les dieron dinero.

“Lo que les estamos diciendo a los presidentes municipales (es) que cuentan con todo nuestro apoyo, pero los líderes de la estrategia de seguridad en los municipios son los propios presidentes municipales; ellos son los responsables de hacer la tarea, nosotros les vamos a ayudar si hay un problema mayor, si les falta algún elemento, para poder avanzar en su estrategia”, dijo el mandatario estatal.

También en los municipios metropolitanos hay eco sobre el tema de seguridad, se habló de la inversión en nuevas patrullas y hasta de unos drones para San Pedro.

El tema de la seguridad es un gran tema en todo el país.

De alguna forma es gratificante que aquí se esté discutiendo el asunto de coordinarse con la sociedad civil y cómo prevenir los delitos.

En otros estados como Jalisco, Hidalgo y el Estado de México, están preocupados por su vecindad con Michoacán y la delincuencia organizada que puede migrar (o ya migró).

¿Qué tan lejos estamos de Michoacán?, ¿usted se siente seguro en Nuevo León?

Pronto arrancará el programa de policía de proximidad, el de barrio, el que ayudará con los delitos comunes y no cargarán armas largas. Con eso, parece que estamos muy lejos de Michoacán… o ¿usted qué opina? 

alejandro.gonzalez@milenio.com