“Pa’ un terco, un 'Bronco'”: La campaña ya empezó

Después de que ganó Donald Trump la elección en Estados Unidos, a todos nos tocó leer el mensaje que el gobernador de Nuevo León escribió en su cuenta de Twitter @JaimeRdzNL, donde se insinúa como un contrapeso político ante la llegada del candidato republicano.

Seguramente usted, amigo lector, si acaso no tiene cuenta en esta red social, lo más posible es que lo escuchó o leyó en algún medio, porque todos se dieron a la tarea de reproducir el mensaje que decía: “Mexicanos: pa’ un terco, un Bronco, ¿no creen?”.

A la mayor parte de los políticos con partido, a todos pues, les pareció que con esta pequeña y escueta línea de texto, el gobernador de Nuevo León rebelaba sus verdaderas intenciones de ser Presidente de México, asunto que lo distrae de sus obligaciones.

Con mucho coraje dijeron que Jaime Rodríguez debería estar pendiente de los asuntos de Nuevo León, que si no le preocupa la inseguridad y los demás problemas.

Para aplacar el alboroto y terminar de incendiarlo todo, El Bronco declaró que siempre estará en campaña.

“Yo voy a andar en campaña toda mi vida, ya les dije, no le saco la vuelta al toro. Yo siempre ando en campaña, todos los días ando en campaña. ¡Hasta para mi sepelio voy a andar en campaña!”, dijo a la prensa.

Lo cierto es que más allá de las puntadas, Jaime Rodríguez y Donald Trump tienen amplias similitudes en su forma de llevar una campaña con argumentos políticamente incorrectos y declarándose en contra de las estructuras políticas tradicionales.

El mismo Jaime Rodríguez fue quien desde mayo dijo que la elección la ganaría Donald Trump.

“Yo hice una apuesta (...) yo dije va a ganar Trump”, explicó para un medio nacional el 5 de mayo…  “¿Qué está haciendo Trump? Está aprovechando el enojo. Todo mundo dice Trump está loco. Así decían de mí”, agregó.

También ambos como candidatos apoyaron a los ciudadanos más golpeados por la crisis.

En abril pasado, Trump visitó una fábrica de vehículos Ford en Michigan y amenazó a la compañía con imponerle grandes impuestos si mantenían sus planes de cerrar la fábrica y mudarla a México.

“Estas transacciones ridículas, que aniquilan empleos, no ocurrirán cuando sea presidente”, dijo Trump en un estado donde la mayoría de la población trabaja para una armadora de autos y donde sus hijos no pueden ya trabajar más para estas empresas, porque año con año se reduce el número de empleos, porque es más económico que se armen en México y luego regresarlos a Estados Unidos, porque el Tratado de Libre Comercio ayuda a que esto sea posible.

Sin duda, los miles de ciudadanos afectados por el movimiento globalizador y apertura comercial, vieron a Trump como un salvador de su futuro y el de sus hijos.

El Bronco en campaña prometió, entre otras cosas, transporte gratis para estudiantes y adultos mayores, prometió más escuelas y una nueva universidad, además de hacer mucho énfasis en meter a la cárcel a los corruptos y terminar con la mafia de los partidos políticos.

El candidato republicano hizo algo similar cuando dijo que a Hillary Clinton la metería a la cárcel, porque es corrupta y cometió varios delitos.

En cuanto a los partidos, es claro que Donald Trump fue más un independiente en campaña con plataforma prestada, que un candidato republicano.

Con esto, amigo lector, no trato de decir que El Bronco podría ser el candidato más fuerte para la Presidencia. No, pero sí es importante observar que las campañas del hartazgo están funcionado, ir en contra de las estructuras formales, ser más honesto, aunque en ello atropellen derechos, también da simpatía y presentarse como una opción fuera de la mafia de partidos es atractivo.

Y hay que decirlo, amigo lector, no se puede ocultar que El Bronco ya está en campaña, o como bien lo dijo él mismo: siempre lo ha estado y lo estará… usted, ¿qué opina?

alejandro.gonzalez@milenio.com